Skip to main content

Hace justo un año, el chef Quique Dacosta desembarcó por primera vez en Madrid con nada menos que cinco proyectos gastronómicos dentro del Hotel Mandarin Oriental Ritz. Palm Court, El Jardín del Ritz, Champagne Bar, la coctelería Pictura, y Deessa. En menos de un año, logró la primera estrella Michelin en este último. Desde antes le teníamos ganas, y la semana pasada nos acercamos a conocerlo.

Con este espacio estamos, sin duda, ante uno de los lugares más elegantes y lujosos de todo Madrid. El salón Alfonso XIII del Mandarin Oriental Ritz es el exclusivo escenario en el que Ricard Tobella, jefe de cocina en Deessa, ofrece dos menús degustación en los que plasma la esencia de la cocina de Dacosta, con el mediterráneo (y su mar), y la vanguardia como pilares principales.

Por un lado tienes «Contemporáneo QDRITZ»: un menú degustación con platos creados expresamente para Deessa; por otro, «Históricos Quique Dacosta»: que ofrece una representación de algunos de los platos más icónicos de la amplia trayectoria del chef Quique Dacosta (3* Michelin en Denia).

Nosotros no habíamos tenido la suerte de probar anteriormente su cocina en el restaurante de Denia, por lo que elegimos este último, y es lo que te recomendamos esta semana. Aquí va, como siempre, nuestra experiencia plato a plato.

Según llegas, el snack de bienvenida, su Rosa blanca, con pétalos de manzana verde osmotizada en licor de manzana y agua de rosas, y Champagne de manzana (Ruinart y licor de manzana).

Seguimos ya en mesa con la Quisquilla de Xábea sobre kéfir y matices de sus huevas violáceas.

Después, llega el Saam de shiso en tempura (finísima, extra crujiente) con atún rojo marinado en dashi y mahonesa de pimentón de la vera; y un famoso trampantojo de Quique Dacosta, su Huevo cocido, acompañado de un pan de maíz.

En su Selección de caviar y salazones, tendrás la posibilidad de probar 3 tipos de caviar (todos ellos muy diferentes en sabor y textura), junto con los salazones marca de la casa, todo ello acompañado por dos tipos de pan. Tanto cada bocado, como el servicio en mesa es una maravilla. El lomo de esturión a baja temperatura (coronado con tinta de sepia y té negro ahumado) es una obra de arte.

Le sigue la mítica Gamba roja de Denia, acompañada de un té de bledes y espuma de la cabeza de la gamba.

Según trajeron a la mesa el Pan de aceite con escamas de sal, adictivo por cierto, hicieron lo propio con el pescado, Pescadilla entre plásticos (obulato), con salsa cítrica, con tremella (hongo) y perlas de tapioca. Toda una reivindicación a la contaminación marítima, aunque en este caso el «plástico» sí se puede comer.

Después, el gran Arroz de castaña asada, tubérculos y zanahoria frita, acaban en mesa con una mantequilla ahumada. Un auténtico espectáculo.

Y finalizamos con la carne, la Presa ibérica, cocinada con madera de Jack Daniels, por encima, topinambur.

En la parte dulce, la Sopa de almendras y pétalos de flores blancas, y después las Pizarras de chocolate, sabores y texturas espectaculares, con helado de chocolate picante.

Y acabamos este degustación en el restaurante Deessa con sus Petit fours, en orden de arriba abajo, Madroño de mango y rosas, Churro de Deessa (extra ligero, maravilloso), Macaron de violeta, y Bombón de chocolate.

Es una suerte contar con un restaurante del calibre de Deessa en nuestra ciudad, y en concreto, con un degustación como «Históricos Quique Dacosta». Este recorrido por algunos de los platos que han marcado la trayectoria de uno de los chefs más laureados de nuestra generación, perfectamente elaborados por el chef Ricard Tobella (a.k.a. «Capo»), es una experiencia única, un espectáculo de principio a fin donde el lujo es el hilo conductor. Técnica, equilibrio, producto, historia, elegancia… todo más que presente en cada plato, y cada bocado. La sala, muy en sintonía con la propuesta, al igual que los vinos a cargo de la sumiller Silvia García. El precio es de 195 euros por persona (sin maridaje).

Por si quieres seguirles la pista en Instagram, aquí te dejamos el perfil del restaurante Deessa.

Plaza de la Lealtad, 5.

Suscríbete AQUÍ a nuestra newsletter para que te enviemos al mail, cada semana, todos nuestros planes y recomendaciones gastronómicas.

David

Buena dentadura, estómago de hierro, casi dos metros y un metabolismo maravilloso... una máquina de comer. Alguien tiene que hacerlo, así que como y bebo como loco para después contártelo y que vayas a tiro hecho.

Deja un comentario

Suscríbete a
nuestra newsletter

Déjanos aquí tu email y te mandaremos un correo a la semana con todos nuestros planes gastronómicos recomendados.

error: ¡Vaya! Nuestro contenido está protegido