Skip to main content

¡Oh, nuestro querido aperitivo! Ese momento de regocijo en el que tu cuerpo te pide carburante del bueno; ese momento justo antes de comer en el que no te resistes a decirle que no a un pincho de tortilla, a unas bravas, a una croqueta cremosa; a unos mejillones en escabeche… ese momento maravilloso y disfrutón para ejercer esta tradición tan nuestra. Algunos lo destinan solo para el fin de semana; en algunas casas, el momento es sacro santo a diario. Y otros no lo practican muy de continuo porque aún no conocen las mejores direcciones para ir a tomar el aperitivo en Madrid.

Hermanos Vinagre

Con el título de nuestro post sobre Hermanos Vinagre, queda baste claro porqué tiene que estar en esta lista. Un paraíso: Enrique y Carlos Valentí han conseguido crear una carta de tapeo clásico (y muy castizo) con productazo: encurtidos, conservas y escabeches tratados con mucho respeto y presentados de una manera muy original. A destacar: gildas, atún fresco como mojama, ensaladilla, mejillones ahumados en escabeche, o sus maravillosos berberechos al natural. Tanto si estás por el Retiro, como por Chueca… para repetir mil veces.

C/ Narváez, 58 | C/ Gravina, 17.

Hermanos-Vinagre-Madrid-Portada

Bar Manero

Aún recordamos nuestra primera visita a Bar Manero. Acababan de abrir y no sabíamos qué esperar. La experiencia no pudo ser mejor: tapeo español gourmetizado, donde el producto manda por encima de todo y además, con una decoración espectacular y estudiada al milímetro. Sin duda es uno de los mejores lugares para tomar el aperitivo en Madrid. Apunta: ensaladilla fantástica, conservas muy seleccionadas como las navajas en aceite de oliva, las cremosísimas croquetas de rabo de toro, o bocados que se salen de lo común como el Lobster Roll, o su famoso Pepito de Solomillo de ternera. Mucho ojo a la bebida, y su colección de vermuts. Para quitarse el sombrero.

C/ Claudio Coello, 3.

Bareto

De barra, palillos y servilletas en el suelo. El típico Bareto madrileño… pero con una vuelta de tuerca. Bocatas de calamares con pan cristal, montaditos de ternera, chipirones, bravas (buenísimas), ensaladilla, y un sinfín de tapas de siempre preparadas con mucho esmero. Por supuesto no falta la caña fría bien tirada y el vermut de los findes. Recientemente han abierto, en el mismo local pero en la zona de atrás, una Casa de comidas como las de antaño.

C/ Alcalá, 55.

La Catapa

De los mejores lugares para ir a tomar el aperitivo por la zona de Retiro (y mira que por esta zona hay buenas opciones). La Catapa se ha hecho un hueco con una selección de grandes clásicos del aperitivo que empiezan por un buen pincho de tortilla, unas soberbias croquetas de jamón, un salmorejo, o mejillones de roca en salsa de curry rojo, además de mollejas de cordero, jarrete, o sus famosos callos entre otros bocados deliciosos. Fíchalo.

C/ Menorca, 14.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de LaCatapa (@lacatapa)

Arima

Todos sabemos lo bien que se come en el norte de España. Con Arima viajamos al País Vasco sin salir de la calle Ponzano. Nagore Irazuegi y Rodrigo García están al frente de este proyecto que combina los sabores de su infancia (en forma de pinchos) con el vermuteo clásico. Kokotxas, croquetas de Stilton, pimientos del piquillo, tablas de quesos, gildas con mayonesa de piparras, txangurro… déjate aconsejar. Lo mismo con las 30 referencias de vermuts, muchos de ellos artesanales, ecológicos y de poca producción. Una barra imprescindible en Madrid.

C/ Ponzano, 51.

La Ardosa

No necesita presentación. Bodega La Ardosa es el gran clásico para ir a tomar el aperitivo de Madrid. Local centenario (desde 1892) con vermut de grifo y cervezas variadas, y mucho tapeo para el aperitivo con croquetas, salmorejo, cecinas y la gran estrella de la casa, su mítica tortilla de patatas. Ármate de paciencia, porque siempre a reventar.

C/ Colón, 13.

Taberna La Elisa

Cocina castellana, platos con tradición. Taberna La Elisa (grupo Triciclo), es un refugio para los que van buscando gastronomía cañí, con clásicos como las croquetas, o los mejillones tigre, pero con un twist picante, referencias en casquería como callos o manitas de cordero, o platos muy de Castilla como judiones con rabo estofado o asadillo manchego de pimientos con anchoas de Santoña y queso curado.

C/ Santa María, 42.

La Gildería

Tan importante es el aperitivo que hay hasta grado de especialización. La Gildería es el nuevo the place to be para los que buscan degustar al máximo este bocado tan nuestro. El mundo de las gildas da incluso para colaboraciones y pop up con Bombas y Lagartos, para la que crearon una gilda 100% vegana. Y el combo ganador lo completa el vermut rojo. Si vas, repites.

C/ Calatrava, 17.

Matritum

Ubicado en el Barrio de La Latina, Matritum es un rinconcito experto en dar unos de los mejores aperitivos de Madrid. Para empezar, no dejes de lado la extraordinaria carta de referencias de vinos (más de 400), mientras disfrutas de bocados poco clásicos como el taco de goulash de ternera con pico de gallo, queso feta, el erizo de mar con chawanmushi o la carrillera de cordero guisado con curry… y callos a la madrileña, o espeto de sardinas a la brasa. Es un sí siempre.

C/ Cava Alta, 17.

La Taberna Errante

También por la zona de La Latina, tienes a La Taberna Errante, un paraíso del tapeo y el aperitivo en el que sus tres socias: Jopi y Lola Hidalgo (responsables de barra y sala) y Elena Vega (jefa de cocina) dan de comer como lo aprendieron de sus madre. Una Ensaladilla de morirse, un Bacalao con aceite y tomate, unas carrilleras, o unos judiones… todos de 10. Un bar de siempre, de esos a los que siempre quieres volver. Si te queda tiempo y quieres buen pan, o buenos vinos naturales, pásate por Obrador San Francisco, y por Hola Pastora, están al lado.

Carrera de San Francisco, 8.

Donde Sánchez

En tu paso por el mercado de Antón Martín, además de ir a Doppelganger, Asian Army, o Cafés Tornasol (entre otros), tienes que pararte en Donde Sánchez para disfrutar de una bodega muy cuidada, con vermuts realmente interesantes. Para comer, no dejes de pedir las chacinas, los quesos, sus anchoas de Santoña, y su selección de patés. Una combinación maravillosa para diseñar el aperitivo perfecto.

C/ Santa Isabel, 5.

Docamar

Llevan con orgullo su receta de patatas bravas con salsa secreta ligeramente ahumada, que han ido mejorando desde 1963. En Docamar es un plato de aperitivo obligatorio y si quieres saber más, echa un vistazo a nuestro top bravas en Madrid. También puedes decantarte por cualquiera de sus Tortillas, o su Cazuela de chipirones a la cerveza de abadía, que tampoco fallan.

C/ Alcalá, 337.

Suscríbete AQUÍ a nuestra newsletter para que te enviemos al mail, cada semana, todos nuestros planes y recomendaciones gastronómicas.

Sandra

Periodista made in Madrid. Enamorada del chocolate y del café. Como con los ojos y odio las calorías. Muy fan del salmón. Busco tesoros culinarios.

Deja un comentario

Suscríbete a
nuestra newsletter

Déjanos aquí tu email y te mandaremos un correo a la semana con todos nuestros planes gastronómicos recomendados.

error: ¡Vaya! Nuestro contenido está protegido