Hay sitios que se ponen «de moda» porque hay detrás mucha inversión, porque los dejan muy pintones, y porque, no nos engañemos, el borreguismo (que normalmente no se preocupa mucho por aquello de comer bien) siempre ha estado ahí. No, no solemos dejarnos ver por allí. Luego hay otros sitios, como el restaurante de esta semana, que están llamado a triunfar porque de verdad lo merecen, porque se han creado tomado muchas decisiones acertadamente, y donde repetiríamos una y otra vez. Este es el caso del restaurante de esta semana, Sinsombrero.

Anuncios

Restaurante Sinsombrero Madrid 01

Veamos. Si fichas a Javier Goya (Triciclo, Tándem, Market), como asesor gastronómico, está bien jugado. Si coges un local enorme (más de 250 comensales) y super luminoso en una zona perfecta, lo divides en tres zonas diferentes, y lo dejas niquelado (los responsables son Estudio COUSI), también «es bien». Y si por último cuentas con un chef como Pedro Gallego (Pandelujo, Piñera, «Los chicos, las chicas y los maniquís» y que hasta ha trabajado con Gordon Ramsey), y te aseguras de que su buena mano aporte solidez en la cocina… es que tienes las ideas bastante claras, y que el resultado, a priori, va a ser bueno.

reserva2

Restaurante Sinsombrero Madrid 10

Así es, ya te lo digo yo, es muy bueno. Visitamos Sinsombrero la semana pasada, y tras la compleja tarea de elegir en una carta dividida en «Clásicos de siempre», «Un buen comienzo», «Guisos para quitarse el sombrero», «Pescados» y «De la brasa de carbón»… tuvimos una experiencia muy positiva, con cositas dignas de podio, y salimos de allí con ganas de volver pronto, seña inequívoca de que había que recomendártelo. Te contamos.

Primero, te acercan una buena Cesta de panes, de aceite, de maíz, de trigo blanco… si vas con hambre, no te llenes (consejo de primer curso).

Restaurante Sinsombrero Madrid 11

Media de Croquetas cremosas de jamón ibérico. Cremosas, crujientes (panko), sabrosísimas. En breve la incluiremos en nuestro ranking de las mejores.

Restaurante Sinsombrero Madrid 02

Seguimos con el Tartar ibérico de bellota, con hongos, yema de huevo, hierbas de monte y sus tostitas. Aquí está todo mezclado, pero te lo prepararán en mesa. Un espectáculo.

Restaurante Sinsombrero Madrid 03

Después, otro de sus hits. La Coca pizza de picanha de vaca rubia, pesto rojo, rúcula y stracciatela.

Restaurante Sinsombrero Madrid 04

Y entonces, un plato que nos sorprendió muchísimo, para muy bien, porque nunca antes habíamos comido una lasaña así. La Lasaña abierta de ajoarriero de marisco y bacalao cremoso, especias y hierbas. ¡Cuatro de cuatro!

Restaurante Sinsombrero Madrid 05

El Taco de bacalao con jugo gelatinoso de jamón ibérico, verduritas, hierbabuena y jerez. Correcto, sin más.

Restaurante Sinsombrero Madrid 06

Finalmente, como ni íbamos a irnos sin catar sus brasas, llegó el Lomo de vaca rubia gallega. Mira el pintón. Nada más que añadir.

Restaurante Sinsombrero Madrid 07

Somos muy pros, y había hueco aún para dos postres. Primero su Tarta de queso cremosa… también, lo que te decía, de podio.

Restaurante Sinsombrero Madrid 09

Y su Pan con chocolate, aceite y sal… Tres ganaches diferentes, te sorprenderá.

Restaurante Sinsombrero Madrid 08

Creo que llegados a este punto, te habrás podido hacer una buena idea de la experiencia Sinsombrero. Un espectacular local (solo te hemos enseñado una foto, pero en directo es brutal), y lo que más nos importa aquí, una cocina llena de calidad, donde se busca «sorprender desde la sencillez», con una completa carta que irá cambiando según la temporada. Lo tengo claro, este es un restaurante que está llamado a ser un referente, porque todas sus piezas encajan muy bien. Con un ticket que rondará los 40-50 euros por persona, estamos ante uno de nuestros nuevos infalibles, donde vayas con quien vayas, y pidas lo que pidas, lo más probable es que quedes como un/a rey/reina.

reserva2

Aquí os dejamos la web de Sinsombrero, y su perfil de Instagram.

Paseo de la Castellana, 4.

Fotos: Gregorio González.

Anuncios
David

David

Buena dentadura, estómago de hierro, casi dos metros y un metabolismo maravilloso... una máquina de comer. Alguien tiene que hacerlo, así que como y bebo como loco para después contártelo y que vayas a tiro hecho.

2 Comentarios

  • Sergio dice:

    UN HORROR!

    Para empezar al llegar a la reserva que teníamos en la terraza, una camarera (morena y con cara de pocos amigos) SIN MASCARILLA, me dijo de una manera muy borde que ella no tenía nada que ver con la reserva y que preguntara a algún otro compañero.

    Cuando conseguimos sentarnos en la mesa reservada pedimos croquetas de entrante, pasada media hora vino el camarero para decirnos que no quedan croquetas y que pidieramos otra cosa (no eran más de las 15:00).

    Conseguimos unos tristes entrantes de rabas (poco sabor y poca cantidad a un no despreciable precio de 19 euros).

    Pasamos al plato estrella, un arroz con gambones (habíamos pedido el de bogavante pero casualmente después de otra media hora, nos dijeron que no quedaba, al parecer no llega Mercamadrid a Sinsombrero). Un arroz con un sabor amargo, lleno de verduras, pasado, salado y con cuatro langostinos encima, falto de cualquier cualidad que le hiciera querer acercarse a los más de 25 Euros que cuesta por persona.

    Nuestros amigos pidieron el lomo, más de 54 euros por cada dos personas. El camarero no se había dado cuenta de que no nos habían traído los arroces y trajo el lomo. Al ver que queríamos comer el plato principal todos juntos se llevo el lomo y pasada la media hora, tiempo dedicado a los arroces, trajo exactamente el mismo lomo recalentado en el microondas de la garita de terraza.

    Entre copas y postres nos calcaron 420 euros, más de 70 euros por persona. Ese dinero podría haber sido empleado para comer en cualquier restaurante como el streetXo a no más de 100 metros de allí o alguno con alguna cocina decente.

    Una verdadera vergüenza, es mejor que os pidáis unas copas y llevéis unas pipas para tomar en la terraza, el resto no es más que un postureo insano y pretencioso destinado a gente que quiere aparentar saber comer.

    • conelmorrofino dice:

      Hola Sergio,
      Desde octubre del 2018 (cuando fuimos) ha llovido mucho.
      Posiblemente ahora sea muy diferente, porque en su día a nosotros nos gustó, por eso lo publicamos.
      Gracias igualmente por el comentario.
      Un saludo.

Deja un comentario

Suscríbete a
nuestra newsletter

Déjanos aquí tu email y te mandaremos un correo a la semana con todos nuestros planes gastronómicos recomendados.

error: ¡Vaya! Nuestro contenido está protegido