Desde el mes de Septiembre, cuando nos enteramos de que había abierto sus puertas este proyecto, estábamos locos por visitarlo. Y es que esta no es “una apertura más” de los cientos que hay cada año, no. Ferretería By Ego es un auténtica maravilla, en muchos aspectos. Vamos por partes.

Antes de nada, hay que saber que estamos ante un local del 1888, en plena calle atocha, que han tardado 3 años en restaurar con la ayuda del arquitecto Joaquín Torres. Se dice pronto. Dos de los dueños, Emilio García-Ortigosa (creador del estilo de corte de jamón llamado E.G.O. y una de las figuras más importantes del mundo en este campo), y la coleccionista de arte María Antonia Escapa, han cuidado cada detalle para mantener y respetar la esencia de este histórico local, una antigua ferretería, y lo han convertido en un lugar que bajo mi óptica, es único en el mundo.

Ferreteria-By-Ego-Madrid-01

Tiene una primera zona de barra, nada más entrar de la calle, donde podrás pisar el suelo original (restaurado) del año 1800, y tomarte algo de un modo más informal, en su Leña Bar, un picoteo con el horno de brasas como protagonista, donde podrás comer por unos 30 euros/cabeza. Después, más al fondo y en la planta de abajo, empieza el mambo. Varias salas, algunas compartidas y otras privadas, donde se sirven los menús degustación, y donde el arte está presente en cada esquina. El chef Alfredo González está a cargo de los fogones, y aboga por la tradición, con la premisa clarísima de respetar el producto. Solo potenciándolo, sin interceder en la materia prima y la temporada.

Ferreteria-By-Ego-Madrid-02

Viendo cómo Emilio cortaba aquel Cinco Jotas, sonaban The Temptations (ojito a su banda sonora), y me estaban empezando a dar sudores fríos del gusto. Nos sentamos en una de las mesas de su planta inferior, y entonces comenzó el show.

Primero y para empezar, te noquean con un plato (así comienzan siempre sus menús degustación) de Jamón cortado con el estilo E.G.O. Se trata de un recorrido por diferentes texturas y sabores de una misma línea de corte. Diferentes musculaciones dan diferentes tonalidades. No te desvelo cuál es cuál, pero sí te digo que nunca has probado cosa igual.

Ferreteria-By-Ego-Madrid-03

Seguimos con producto, Ensalada de tomate raf de Almería (tierra de Emilio), con aceite de oliva virgen extra de Jaén, con tierra de aceituna negra y brotes de albahaca.

Ferreteria-By-Ego-Madrid-04

Después, un Mejillón (etiqueta negra) gallego, de Punta do Cabalo, en escabeche casero, con ralladura de lima.

Ferreteria-By-Ego-Madrid-11

Pasamos a las llamadas Bondades de El Capricho, Lengua y cecina de Buey. Perfectamente atemperada. Sin más.

Ferreteria-By-Ego-Madrid-12

Lubina salvaje con reducción de fumet, chip de ajo, guindilla, sal y cilantro. Haces un rollito y para adentro. Maravilloso.

Ferreteria-By-Ego-Madrid-13

Como te contábamos al comienzo, muchas obras de arte en Ferretería By Ego, pues bien, esta Croqueta de cecina es una de ellas. De las mejores croquetas que hemos comido últimamente.

Ferreteria-By-Ego-Madrid-06

Pasamos a una Gyoza con guiso de ciervo, con la salsa de su propio jugo y cebolleta para darle textura. Correcto, sin más. Posiblemente el más flojito de nuestra comida en Ferretería by Ego.

Ferreteria-By-Ego-Madrid-05

Seguimos con un Huevo a baja temperatura, con níscalos, trompetas de la muerte, y chipirones. Muy buen mar y montaña. Este sí que sí, fue de los platos que más nos gustaron.

Ferreteria-By-Ego-Madrid-07

Para acabar, una Tira de buey de El Capricho. Por si no lo sabías, la carne de El Capricho ha sido considerada por muchos como la mejor del mundo, y en Madrid la tenéis disponible en Rocacho, en De Bulnes, y aquí en Ferretería By Ego.

Ferreteria-By-Ego-Madrid-08

De postre, primero su particular versión del Tiramisú, salsa de cacao, esponjoso de chocolate, mousse de chocolate, crujiente de coral de café y escerificación de mascarpone.

Ferreteria-By-Ego-Madrid-09

Y finalmente los Petit fours, nubes de fruta de la pasión, merengues de azúcar y gominolas de fresa, con frambuesa y mango liofilizado.

Ferreteria-By-Ego-Madrid-10

Son tantas las razones por las que tienes que visitar Ferretería by Ego, que se me hace muy complicado recopilarlas en este último párrafo, pero intentaré sintetizar. El local es una auténtica locura, y solo por ver cómo han reformado este icono de Madrid, merece la pena una visita. Si además le sumas que en la experiencia de corte de jamón está Emilio García-Ortigosa con su estilo de corte único en el mundo, que en la cocina el chef Alfredo González lo borda con el producto (de los de verdad) como hilo conductor, y que en la coctelería, el húngaro Adam Varga hace lo propio, la cosa se empieza a poner interesante. Pues bien, este menú degustación tiene un precio de 70 euros por persona, y está disponible solamente hasta final de año, pues según nos cuentan a partir de Enero solamente tendrán disponible el menú más tocho que tienen, el de 250 euros. ¿Qué más te puedo decir?, pues que ya estás tardando.

Aquí te dejamos la web de Ferretería By Ego, su Facebook, y su cuenta en Instagram.

C/ Atocha, 57.

Horario:

Domingo a Jueves – 11:00 a 00:30

Viernes y Sábado – 11:00 a 1:30

Fotos: Gregorio González.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.