Hace algunos años varios periódicos y revistas de todo el mundo (como Time), reconocieron a la carne de El Capricho (Jiménez de Jamuz, León), como “la mejor carne del mundo”. Desde entonces ardo en deseos de ir a conocer en primera persona lo que José Gordón tiene allí montado, pero sin haber encontrado aún el momento, llegó a mis oídos que su carne estaba disponible en el restaurante que te recomendamos esta semana. Como comprenderás, me faltó tiempo para ir a comer en Rocacho.

Este restaurante ubicado en la calle Padre Damián, que lleva abierto desde mediados del año pasado, basa su oferta gastronómica en una carta donde la tradición es la protagonista, y donde sobre todo, destacan los arroces y como te decía, la carne. Esta está dividida en “Para picar”, con una buena selección de entrantes para todos los gustos, “Fresco y de la Huerta”, “Arroces y Fideuá” (una de las secciones más demandadas por sus clientes), “Del Mar a la Brasa”, y la que nos llevó a elegir este restaurante, su “Selección de carnes de El Capricho”. Resumiendo, aquí lo que quieren es que comas rico, y platos de toda la vida, sin fusiones ni historias.

Restaurante Rocacho Madrid 01

Un espacio dividido en una luminosa terraza, una zona de barra en la entrada, y una sala a su vez estructurada en dos zonas, desde donde se puede ver la cocina gracias a un enorme ventanal. Un espacio bien pensado, y muy bien decorado por el estudio Cuarto Interior. Han creado un local elegante y sobrio, con materiales como la piedra, la madera o el cobre, y esto hace que el concepto de Rocacho, un asador moderno donde la brasa es la que manda, case muy bien con la estética.

reserva2

Nosotros, como sabes, tenemos buen saque, y quisimos probar un poco de todo, para llevarnos una impresión lo más completa posible. Así que optamos por pedir todo para compartir. Ya mismo te contamos nuestra experiencia.

Para empezar a picar, un poco de Chorizo, Salchichón y Cecina de Buey, los tres de El Capricho (así lo verás indicado en la carta). Qué te voy a contar, los tres son un escándalo, pero la cecina se lleva la palma.

Restaurante Rocacho Madrid 02

Seguimos con un muy correcto Carpaccio de gamba, con vinagreta de cardamomo al pomelo.

Restaurante Rocacho Madrid 04

Luego, un Rocacho de Bacalao con alioli. Uno de los platos estrella de la carta. Teñidos con tinta de calamar, crujientes por fuera con una especie de rebozado Orly, suavísimos por dentro para comerse 20.

Restaurante Rocacho Madrid 05

Y antes del grueso de nuestra comida en Rocacho, un Psi 2016 (Dominio de Pingus), para entrar en combate con lo que estaba por venir a la mesa.

Restaurante Rocacho Madrid 03

Primero, el Tuétano de buey, con encurtidos y pasta de chiles. Lo traen a la mesa en una bandeja con el tuétano, y los demás ingredientes por separado, para que te hagas unos tacos. Nunca antes habíamos comido tacos de tuétano, y nos sorprendieron. Eso sí, la tortilla es mejorable.

Restaurante Rocacho Madrid 06

Después, una Paella del Señoret, con gamba y langostino pelado. Así se quedó la paellera, pelada. Para mi gusto, este de Rocacho es uno de los mejores arroces que te puedes comer ahora mismo en Madrid.

Restaurante Rocacho Madrid 07

Seguimos con otro, el Arroz meloso verde con vieira y berberecho. Nuevo en carta. Si te gustan los buenos melosos y el sabor potente a mar, este arroz lleva tu nombre. Esperemos que se quede en carta.

Restaurante Rocacho Madrid 08

Y entonces fue cuando llegó ella, la puntilla que redondeó nuestra comida. La Chuleta de vaca de trabajo (con 90 días de maduración). Aquí no sirven el famoso buey de El Capricho, pero con esta pieza ya te das cuenta de que el señor Gordón (propietario de El Capricho) sabe muy bien lo que hace, y que en Rocacho han acertado de lleno con la elección de sus carnes. No te podría decir si es la mejor carne que he comido, pero desde luego esta chuleta estaba espectacular.

Restaurante Rocacho Madrid 09

De postre, una buena Torrija de pan de leche con helado de Turrón. Por ponerle un pero, no le hubiera ido mal un poco más de temperatura a la torrija.

Restaurante Rocacho Madrid 10

Creo que Rocacho es una muy buena referencia a la hora de comer en un sitio de corte clásico, pero con nuevos aires. Es decir, nada de moderneces en carta, sino más bien tradición, con buen producto y bien interpretada para los tiempos que corren. El buen dominio de la leña y las brasas, sus arroces, la selección de vinos, la atenta sala, y por supuesto, contar con la maravillosa carne de El Capricho, son motivos de sobra para acercarte a probar el restaurante Rocacho, y para repetir, que eso al fin de cuentas es lo que más nos importa. Con un ticket medio que rondará los 60 euros, estamos ante un restaurante muy sólido, de esos que hay que tener siempre en la memoria como infalibles para darte un homenaje, sobre todo, arrocero y carnívoro.

reserva2

Para que puedas seguirles la pista, aquí te dejamos la web de Rocacho, su Facebook, Twitter e Instagram.

C/ Padre Damián, 38.

Fotos: Gregorio González.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.