Si hay un maridaje que funcione a las mil maravillas, desde que ambas elaboraciones coexisten, es el combo entre pizza y cerveza. No hay nada mejor para acompañar los intensos sabores de una pizza, que  limpiar el paladar con un buen trago de cerveza. Esta fue la premisa para que, hace casi 4 años, surgiera un proyecto que ya hemos visitado en varias ocasiones desde entonces, y sin duda merecía un hueco entre nuestras recomendaciones, y también en nuestro ranking con las mejores pizzas de Madrid. Esta semana te hablamos de Brew Wild Pizza Bar.

Anuncios

En este bar ubicado en pleno centro (muy cerca de la Plaza de Santa Ana), lo que te vas a encontrar es algo tan sencillo como eficaz para asegurar el disfrute. Una carta con apenas 4 entrantes, una buena batería de pizzas artesanas, y otras tantas cervezas de grifo (unas 18 referencias). What else?

En cuanto a las pizzas, la carta de Brew Wild Pizza está dividida en 4 secciones, que corresponden con cuatro tipologías de pizzas. Hardcore (Margarita, Panceta&Cebolla, Porsciutto…), Covers (Nduja!, Porca Miseria, La Niñata…), Wild Hits (Brew Wild Pesto, De la Mamma, Autumn Leaves…) y la última, las pizzas de Temporada (que como su nombre indica, varían según la estación).

Y en lo referente a las cervezas de grifo, tienen un poco de todo, y muy interesante (también botellas y latas). DouGall´s, La Quince Brewing Co, Brekeriet, Yria Cervezas, o Basqueland Brewing son algunas de las fijas «on tap», y puedes pedirlas en formato Media pinta, Pinta, o Growler. De hecho, este buen hacer cervecero ya hizo que les mencionamos hace años en nuestra selección de santuarios para beber cerveza artesana en Madrid. Si tienes dudas sobre cuál elegir, pregunta a Rubén, que es máquina y te asesorará encantado.

Te contamos ya mismo lo que pedimos en esta nueva visita a Brew Wild Pizza.

Empezamos con un par de entrantes, de buen nivel. Primero una Parmigiana, su versión de las Berenjenas a la parmesana, con un pan de focaccia elaborado por ellos mismos.

Y después, la Provoleta. Una cazuela con un Provolone extra sabroso que aún ebullía cuando llegó a la mesa. De los mejores (junto con las de El Viejo Almacén de Buenos Aires, Bizzo y Piantao) que hemos probado en Madrid.

Como primera pizza (cayeron dos), la de Panceta&Cebolla. Una de las más clásicas en Brew Wild Pizza, con tomate, mozzarella, panceta, cebolla y orégano. Una combinación que no falla.

Por último, la Pizza Autum Leaves, con mozzarella, gorgonzola, trufa negra, boletus y nueces. Más arriesgada que la primera, pero todo un acierto.

Es más o menos fácil encontrar lugares con una buena selección de cervezas de grifo, y también hay muy buenas pizzas en la ciudad, pero si quieres un lugar donde ambas ofertas (pizza y birras) estén al mismo nivel, tienes que conocer Brew Wild Pizza. Un lugar sencillo, sin más pretensiones que hacer muy buenas pizzas, todas ellas con ingredientes importados de Italia, con masa fina, extracrujiente, y con una fermentación previa de 48horas  (lo que las hace muy digestivas), y servir las mejores cervezas artesanas que te puedes encontrar en la ciudad. Con un ticket medio de unos 20 euros/persona, se convierte en una opción perfecta si estás dando un paseo por el centro (zona Sol) y eres amantes de este combo. Apunta, además de sus hits, cada mes sacan pizzas nuevas y las van rotando o incluyendo en su carta, así que ya sabes, tienes que ir catándolas.

Si quieres seguirles la pista más de cerca, aquí tienes el perfil de Instagram de Brew Wild Pizza Bar.

C/ Echegaray, 23.

Anuncios
David

David

Buena dentadura, estómago de hierro, casi dos metros y un metabolismo maravilloso... una máquina de comer. Alguien tiene que hacerlo, así que como y bebo como loco para después contártelo y que vayas a tiro hecho.

Deja un comentario

Suscríbete a
nuestra newsletter

Déjanos aquí tu email y te mandaremos un correo a la semana con todos nuestros planes gastronómicos recomendados.

error: ¡Vaya! Nuestro contenido está protegido