Bierzo es una denominación de origen en alza, una de las zonas vitivinícolas más interesantes de España por la cantidad de viñedo viejo que atesora y por su uva más representativa, la mencía, capaz de expresar toda la belleza de su paisaje. Los vinos del Bierzo están ya instalados en la mente de bebedores iniciados, gracias, en parte, al trabajo de unos cuantos viticultores y bodegueros que han apostado fuerte por los tintos de su uva más representativa.

Anuncios

Vinos del Bierzo, la singularidad de la viña vieja

Bierzo es una comarca leonesa al norte de Castilla y León, una hoya rodeada de pequeños valles fluviales y cadenas montañosas, donde se sabe que se elaboraba vino en época prerromana, que debe su nombre a este periodo, cuando era conocida como Bergidvm.

Una región pionera en la clasificación de viñedos

Bierzo es la primera Denominación de Origen de Castilla y León y una de las primeras del país que ha puesto en marcha un sistema de clasificación que permite detallar en la etiqueta la procedencia del viñedo. Si normalmente los vinos se clasifican según su crianza (reservas, grandes reservas, fermentados en barrica), en Bierzo se ha dado un paso más, identificando a los vinos por su origen a niveles más microscópicos (valga la analogía).

Este paso es realmente interesante, porque conecta los vinos, lo que tenemos en las copas a veces muy lejos del Bierzo, con ese viñedo especial o ese pueblito donde la cepa ha ido creciendo, a veces, durante muchas, muchas décadas.

Bierzo es un paisaje que atrapa por su diversidad de orientaciones, por sus viñedos complicados, antiguos y escondidos, por sus uvas ancestrales y por unos productores que han sabido sacar el mejor partido de esta tierra. Aquí te dejamos una lista con 10 vinos del Bierzo que no debes perderte.

Descendientes de J Palacios – Corullón Moncerbal 2018

Sí, es el vino más caro de la selección, pero el contenido de la botella bien merece un descorche.

Este tinto, que lleva el nombre, precisamente, del paraje del que procede, es una de las joyitas creadas por el magnífico tándem que forman el enólogo y viticultor Álvaro Palacios y su sobrino, el viticultor, elaborador y algo artista Ricardo Pérez. Una sinergia perfecta la que encontraron ambos llegando a esta tierra en 1999 para descubrir territorios que les fascinaron y de los que sacan su mejor partido. Además, han participado activamente en la clasificación de viñedos, haciendo de la región una zona de prestigio capaz de dar vinos de categoría mundial.

Este tinto, procedente de un paraje a unos 800 metros, tiene una maravillosa sensación atlántica, fuerza, mineralidad y, sobre todo, una elegancia que seduce al deslizarse suavemente por la boca. Aquí mismo puedes comprarlo.

Ultreia Mencía 2018 – Raúl Pérez

Si antes decía que Álvaro y Ricardo se habían dejado seducir por el encanto de los parajes bercianos, Raúl Pérez es el hombre que ha llevado el nombre de esta región por todo el mundo y demostrado (es berciano nacido y criado en Valtuille de Abajo) que la mencía puede ser sinónimo de finura y personalidad. Pérez ha sido y es un pionero en la recuperación de variedades no solo aquí, también en Galicia, donde ha impulsado proyectos interesantísimos a partir de uvas ancestrales, o en otras zonas de la provincia de León.

Con Ultreia, el enólogo deja expresarse a la mencía tal como él la entiende, sin disfraces o maquillajes, con su punto vibrante y su fondo estilizado. Este vino procede de su pueblo natal, de un viñedo de menos de dos hectáreas datado hace más de un siglo.

Este tinto se llama como el saludo de los peregrinos que llenaban el camino de Santiago, y que quiere decir más allá, un lema que el propio Pérez parece aplicar a su trayectoria vitivinícola. Hay más Ultreias (incluso uno del Douro) pero este es el primigenio, el que habla del “más allá” de la Mencía. Aquí mismo puedes comprarlo.

Pico Ferreira 2019 – César Márquez

La pasión por el vino se contagia, pasa de padres a hijos, entre hermanos o, como en este caso, de tío a sobrino. César Márquez es, precisamente, el sobrino de Raúl Pérez, un tipo curtido en el Bierzo con el vino alrededor.

Tras formarse en España y largarse un tiempo a Argentina, colaboró con su tío en la bodega familiar, Castro Ventosa, y allí fue formándose su propia idea sobre el vino, aprendiendo más y más y… dando el paso natural al emprender su propio proyecto, que lleva su nombre.

Su idea es hacer vinos conectados con el origen, y este Pico Ferreira lleva en el nombre su declaración de intenciones. Viña vieja sobre arcilla pizarrosa, una mayor parte de mencía que se combina con otras uvas presentes en el viñedo y una elaboración tradicional que utiliza el 50% de la uva con raspón forman la carta de identidad de este tinto frutal y pleno de carácter, con frescura e intensidad. Además, 2019 fue un añadón. Ya estás tardando en hacerte con una botella. Aquí mismo puedes comprarlo.  

Dominio de Tares Bembibre 2016

Anuncios

Dominio de Tares, fundada una década después de ponerse en marcha la denominación de origen Bierzo, se ha consolidado como una de las bodegas cuyos vinos hay que probar.

Conjuga una filosofía que vuelca su mirada en el viñedo pero sin renunciar a la modernidad y a la elaboración de vinos entendibles y versátiles, que ahora perfila el talentoso enólogo asturiano Rafa Somontes, quien ha sabido recuperar el brillo de los mejores años de esta bodega.

Bembibre fue, quizás, uno de los primeros vinos bercianos que reivindicaban el origen en su etiqueta, homenaje al pueblo donde se ubica la bodega, San Román de Bembibre. Cepas octogenarias de mencía sobre suelos de arcilla, caliza, pizarra y esquisto dan como resultado un tinto al que gusta volver, que conversa en la copa, con mucha fruta negra y complejas notas de chocolate y grafito. Denso en la boca, es un tinto de pausa, para beber lentamente. Aquí mismo puedes comprarlo.

A Merced 2017 – Michelini y Muffato & González

Andrea Muffato y Gerardo Michelini son una pareja argentina entregada al vino, que han elaborado en su tierra natal, el Valle de Uco mendocino, donde se han embarcado en varios proyectos. Ella, enóloga al frente de la mendocina Zorzal y él, miembro de una familia vinculada a la vitivinicultura donde cuenta con un hermano de renombre, Matías Michelini, quien también se ha dejado seducir por el viñedo español.

En 2015 llegaron al Bierzo y comenzaron su proyecto bodeguero junto a su socio español, Javier González, en el pueblo de Toral de Merayo. Su filosofía es una continuación de la que tenían en Argentina: respeto por la tierra y dejando a la naturaleza seguir su curso.

Este A Merced, que procede de dos viñedos centenarios distintos del pueblo de Molinaseca, es un tinto de paraje pleno de fruta y frescura, definido y agradable, con una interesante mineralidad y una acidez que suma alegría al conjunto. Aquí mismo puedes comprarlo.

VO 2017 – Verónica Ortega

Gaditana con alma vinícola borgoñona y corazón berciano, Verónica Ortega es una de las productoras más destacadas de la región, a la que llegó tras haber trabajado en Priorat junto a Álvaro Palacios, y donde se ha quedado a vivir.

Pero no solo eso, también ha encontrado parajes extraordinarios y aprendido a torear a la mencía con la elegancia de un maestro de luces sobre el albero. Los tintos se le dan requetebién, sabe sacar el mensaje más sutil y delicado de la uva reina de la comarca y hacerla entendible sin necesidad de simplificarla.

Este VO, que lleva las iniciales de su nombre, pero también suena a Versión Original, es precisamente eso, un vino sin dobleces, que en esta añada ha tenido que variar un poco su banda sonora debido a las heladas que afectaron a las parcelas que normalmente nutren su producción. Aquí la mencía se expresa libre, con una encantadora rusticidad y notas minerales que aumentan su encanto. Aquí mismo puedes comprarlo.

Akilia K 2019

Curiosamente, el origen de este vino es una parcela donde el enólogo Mario Rovira, quien cuenta también con proyectos vitivinícolas en Alella y en Cádiz, elabora un vino blanco que se llama igual que este, a partir de viña viejísima de palomino y doña blanca.

La Mencía manda en este tinto que procede de la parcela de Valdesacia, viñas viejas de más de cien años que se orientan al norte y reposan sobre suelos de cuarzo y pizarra, materiales que dotan de una intensa mineralidad a este vino.

Akilia hace referencia a los montes Aquilianos, llamados así por los romanos al observar una gran cantidad de águilas (aquilas, en latín) sobrevolando sus cumbres. Ahora se ha convertido en un interesante proyecto liderado por este elaborador catalán que destaca, también, por sus interesantes blancos. Aquí mismo puedes comprarlo.

Valtuille Vino de Villa 2018 – Castro Ventosa

Castro Ventosa es una de las bodegas tradicionales del Bierzo, en la que conviven varias generaciones dedicadas al vino. Es también la que ha visto nacer, y no solo enológicamente, a uno de los talentos del mundo del vino del siglo XXI, Raúl Pérez, quien ha tenido sus más y sus menos con su familia entre sus paredes.

Pero Pérez volvió a casa y lo hizo para seguir haciendo historia, elaborando vinos que defienden su territorio y de parajes reconocidos del municipio de Valtuille.

En este caso, este tinto de mencía de viñas viejas sincero, floral, expresivo y con una textura sedosa, luce con honor el nombre de Valtuille y se incluye en la categoría de Vino de Villa. Incorpora en su elaboración uvas de garnacha tintorera, algo de bastardo y otras variedades blancas, que aportan matices y complejidad a la gran dama berciana. Aquí mismo puedes comprarlo.

Pétalos del Bierzo 2019 – Descendientes de J. Palacios

Pasaporte al Bierzo más sabroso y atractivo de la mano de Álvaro Palacios y Ricardo Pérez, que elaboran un vino asequible sin renunciar a la finura y elegancia de una encía bien interpretada.

Este tinto es de esos que se descorcha y, antes de darse cuenta, hay que ir a por otra botella porque se ha acabado: amable, vivaz, fresco, frutal, cada añada más bebible… en fin, un vino realmente rico que, además, lleva el aval de los Pérez-Palacios.

Además, es una puerta de entrada al estilo de esta pareja de sabios de la viña, el principio de un camino que, si hay suerte, puede culminar en una de las joyas más preciadas de la enología patria, el soberbio tinto La Faraona, un vino casi inalcanzable que supone el clímax vinícola de esta encantadora tierra berciana. Aquí mismo puedes comprarlo.

Valtuille Godello 2019 – Castro Ventosa

Para terminar, una etiqueta que no hace sino animar a descubrir estos vinos del Bierzo, blancos en tierra de tintos que están empezando a reclamar su sitio a base de elaboraciones de mucha calidad.

Este, firmado por Raúl Pérez, es un buen ejemplo de los matices y el encanto que alcanza la godello en esta tierra. Cuatro parcelas de Valtuille de Abajo y Villafranca componen la materia prima de este vino, elaborado en acero y con crianza en barricas de 700 litros. Consigue Pérez un perfecto equilibrio entre frescura y profundidad. Es un maestro y demuestra que no solo sabe hacer tintos: este godello asegura el triunfo en una cena con amigos incluso aunque no sean winelovers.

Si aún no conoces los vinos del Bierzo, los blancos como este son una buena manera de empezar a enamorarse de ellos, un estímulo para descubrir más mensajes, más interpretaciones, más matices de una tierra plena de sabores. Aquí mismo puedes comprarlo.

Por si quieres echarle un ojo a otros rankings de vinos, aquí tienes 10 vinos de Rioja por menos de 20 euros, o una lista con 11 Vinos naturales perfectos para adentrarse en este increíble mundo.

¿Cuáles vas a catar en esta ocasión? ¡Cuéntanos por aquí o en Instagram!

Foto de portada: Unsplash.

Anuncios
Raquel

Raquel

Periodista, me muevo entre vinos y palabras. Disfruto contando historias del vino y sus gentes, viajando y probando para tratar de acercar los vinos que más me gustan a las personas que buscan vinos interesantes por las redes.

Deja un comentario

Suscríbete a
nuestra newsletter

Déjanos aquí tu email y te mandaremos un correo a la semana con todos nuestros planes gastronómicos recomendados.

error: ¡Vaya! Nuestro contenido está protegido