Ya te lo avanzamos la semana pasada en nuestros 7 planes gastronómicos, la gran vinoteca italiana Propaganda había abierto un nuevo local en la calle Jorge Juan. Como fans suyos que somos desde que iniciaron su andadura, y sabiendo que tenían en su nueva carta muchas novedades con pintón, teníamos que acercarnos a probarlo lo antes posible, y así hicimos.

Según nos cuenta Mattia Pierantoni, el creador del proyecto, el planteamiento de esta segunda casa sigue siendo el mismo que el del local original en Chueca, difundir la cultura del vino en general e italiano en particular, en este caso junto con una propuesta gastronómica de corte cosmopolita, claro está, con Italia como eje central. Grandes vinazos acompañando a raciones y tapeo rico (y no al revés), en un local dividido en tres espacios, terraza, barra y sala, todos ellos con el mismo estilo distendido e informal que siempre les ha caracterizado.

En Propaganda una de las claras protagonistas es su cava de vinos, con 800 referencias (muchas de ellas disponibles por copa) entre las cuales se encuentran auténticas joyas, todas ellas seleccionadas con muy buen criterio por Mattia. ¿Qué va antes, el vino o la comida? Para él, el vino, así que en función de lo que pidas de beber, él te irá aconsejando qué comer para acompañarlo. Entre los destacados en su carta, están los Embutidos italianos, sus Tablas de queso, los Raws, y los Principales (sección en la que se encuentran sus platos de pasta).

Empezamos por un Paté de higadillos de pollo, un plato muy típico de la cocina toscana. Se deja marinar con hierbas finas de la zona, y después se cocina. Lleva un toque de brandy, y tiene un sabor bastante potente. Viene acompañado de una mermelada de tomate. Se puede maridar desde con un champagne (fue lo que hicimos), hasta con un tinto potente.

Seguimos con el Vitel Tonne, un plato de la región de Piamonte, que curiosamente aunque en Italia no se come mucho, aquí ya sabes que es muy popular. Láminas de ternera con una salsa (en su cantidad justa, sin bañarlo en exceso) a base de yema de huevo, atún, mayonesa y perejil.

Queríamos probar alguno de sus embutidos, así que nos decantamos por el Prosciutto San Daniele (un pueblo del Trentino), 24 meses de curación, a medio camino entre el Prociutto de Parma, más dulce, y el de Montaña, que es más curado y especiado.

Y luego, uno de los que más nos sorprendieron, Toast ai fromaggi, su versión del Grilled Cheese de toda la vida. Pan con mantequilla, y una mezcla maestra de tres quesos italianos… Taleggio, Fontina y un queso Azul. Acompañado de mermelada de higos. Si vas a Propaganda, tienes que pedirlo obligatoriamente.

Después, comimos una Tostada de atún rojo marinado con chile dulce, con guacamole casero y chiles. Un interesante guiño a la cocina mexicana (de donde es originaria la chef de Propaganda) que esta realmente espectacular. Atún Balfegó, high class.

Y por último, un plato de pasta (fijo en carta en Propaganda), los Spaghettone di Gragnano Gentile all’aragosta en salsa chipotle, un spaghetti con salsa americana (hecha con cabezas de langosta y tomate), chile y langosta a baja temperatura cocinado en mantequilla.

En cuanto a los vinos que probamos en Propaganda, fueron estos: L´or de Vix (2015), Jermann Pinot Grigio 2019, Le Chiuse Brunello di Montalcino Riserva (espectacular), Cervaro Castello della Sala 2018, y Pinot Nero Castello della Sala 2017.

De postre, el Gelato Tartufo, un helado con forma redonda e irregular (parecido a la trufa, de ahí el nombre), inventado por el heladero que lo elabora para Propaganda, que mezcló helado de avellana con helado de chocolate, moldeándolo juntos, obteniendo así este curioso resultado.

Con Propaganda estamos ante un gastrobar de visita obligada para los amantes del buen vino, y de la cocina italiana con toques más internacionales. Un lugar donde vas a disfrutar, como en pocos sitios en Madrid, de vinos por copa que acompañan perfectamente cada plato, cada bocado. De la mano del bueno de Mattia, el disfrute está asegurado. No dejes de pedir alguno de sus Embutidos, tampoco su Sandwich de queso (de lo mejorcito que hemos probado), y alguno de sus platos de pasta marca de la casa. Con un ticket medio de 30-35 euros, y la misma filosofía que su predecesor, se afianza como uno de nuestros infalibles cuando nos entran ganas de buenos vinos, y de buen tapeo made in Italy.

Por si quieres seguir la pista de Propaganda en Instagram, aquí mismo te dejamos su perfil.

C/ Jorge Juan, 21.

912 445 619

David

David

Buena dentadura, estómago de hierro, casi dos metros y un metabolismo maravilloso... una máquina de comer. Alguien tiene que hacerlo, así que como y bebo como loco para después contártelo y que vayas a tiro hecho.

Deja un comentario

Suscríbete a
nuestra newsletter

Déjanos aquí tu email y te mandaremos un correo a la semana con todos nuestros planes gastronómicos recomendados.

error: ¡Vaya! Nuestro contenido está protegido