Si algo hemos aprendido este año es que todos llevábamos un pequeño repostero en nuestro interior. Ese espíritu de pastelero y pastelera sigue ahí, agazapado por el día a día, pero deseando volver a salir a la luz. Todos queremos llegar a elaborar tartas y bizcochos como estos, y aunque nos queda un trecho, vamos a ir paso a paso, empezando por agenciarnos estos utensilios de repostería casera. ¡Ya sabes, práctica, práctica, práctica!

Anuncios

Tapete

Este utensilio de repostería es, probablemente, lo primero que debas comprar. Un fino tapete de silicona para meter al horno (o en el micro) y con resistencia hasta 250º. Esta Silpat es de fibra de vidrio y no necesita que añadas aceite de oliva o mantequilla en el tapete para levantar las masas. Se lava fácilmente y es reutilizable.

La segunda opción que te proponemos es este set que incluye un rodillo y estera de silicona con medidas para las masas. ¡Olvídate de elaborar masas “a ojo”! AQUÍ puedes comprarlo.

Cuchara

Sí, también te valen para el helado. Estas cucharas son perfectas para trabajar con pequeñas porciones de masa. Por ejemplo, para hornear cookies o galletas con el mismo tamaño. Este set de 3 cucharas son fáciles de limpiar y agradecerás la rapidez con las que montar la bandeja. AQUÍ puedes comprarlas.

Utensilios de reposteria cucharas

Batidora de mano

Puede que no sea un regalo estrella, pero es un básico a la hora de meterse en harina. La batidora de mano de Ufesa incluye vaso medidor, batidor para emulsionar y vaso picador. La marca Bosch también tiene en su catálogo una batidora muy completa con 5 niveles de velocidad, 2 varillas finas y 2 garfios para amasar. AQUÍ puedes comprarla.

Amasadora

Hay muchas amasadoras en el mercado (debes tener en cuenta las velocidades, la potencia, si incluye accesorios y la garantía), y a veces es complicado decantarse por una marca. Destacamos la amasadora de Ikohs, con un bol de acero separable y con un tamaño medio. Para los que ya tengáis un nivel como reposteros y estéis buscando algo más sofisticado, echa un vistazo al catálogo de Howork y el robot de cocina (perfecto para amasar y mezclar) de Kenwood.

Báscula

Para conseguir que tus elaboraciones sean precisas y consistentes, en tu cocina no puede faltar una báscula de precisión. Te recomendamos la báscula de Etekcity, que soporta hasta 5 kilos y es perfecta para medir líquidos -con precisión a la hora de calcular líquidos como la leche o el agua- frutas, granos, harinas… Es de acero inoxidable (tiene gomas en la parte inferior para evitar que se mueva), dos baterías, cinco unidades métricas y tiene un tamaño muy manejable (unos 20cm).

Molde de silicona

Cuidar las presentaciones es una parte fundamental de la repostería. En este set de moldes de silicona vas a poder elaborar magdalenas, pizzas, bizcochos o rosquillas, en el formato adecuado. En definitiva, un set muy completo y por un módico precio, con dos moldes rectangulares, dos cuadrados, uno redondo, otro para rosquillas y otro con capacidad para 12 magdalenas. Incluye además, 2 espátulas, 1 cepillo y 5 cucharas medidoras. AQUÍ puedes comprarlo.

Molde para horno

¿Eres más de tartas y pasteles? Este molde de horno te va a venir muy bien. Sencillo, de unos 26cm de diámetro, acero inoxidable y desmontable con una tapa que sirve de bandeja una vez lo saques del horno y fácil de limpiar. Si lo que buscas es algo más pequeño, los 6 moldes individuales de Lekué están especialmente pensados para el coulant de chocolate y destacan sobre todo, por lo fácil que resulta desmoldarlos.

Si eres de los que cuida al milímetro la presentación, estos moldes de silicona de Silikomart te van a encantar. porque conseguirás elaboraciones redondas y con detalles que van a enamorar. Estos moldes están especialmente indicados para elaboraciones frías o semifrías. Disponible en dos tamaños.

Estos moldes de aluminio de Nordic Ware nos han cautivado. Aunque su precio es algo más elevado, merece la pena solo por el resultado final, unos bizcochos y tartas tan bonitos. Con formas de estrella, diseños navideños o flores… Es un regalazo, y AQUÍ mismo puedes comprarlo.

Moldes de cerámica

Si eres un clásico y te gusta sentir el peso de un buen molde, presta atención a la marca francesa  Emile Henry y a su catálogo de moldes (este en 6 colores y este otro, esmaltado), resistentes, con garantía de 10 años y con un excelente diseño. En esta línea, la conocida marca Le Creuset tampoco se queda atrás con estos moldes para tartaletas. AQUÍ puedes comprarlo.

Anuncios

Boquillas

Con una mínima inversión, puedes tener este set de 24 boquillas para decorar tu repostería. Incluye 2 espátulas, cortador, 2 bolsas, tijeras y cepillo limpiador. Cuida la presentación creando filigranas para cada una de tus elaboraciones. Si buscas una bolsa pastelera, tienes que fichar la de la marca Buyer. AQUÍ puedes comprarla.

Rallador

Suele pasar desapercibido, pero un buen rallador es un utensilio de repostería básico, y da el toque justo a tus bizcochos. Con este rallador puedes trabajar con frutas, cacao, o también verduras y quesos. Para los reposteros que buscan mayor precisión, os proponemos otro set de ralladores que ofrecen diferentes grosores. AQUÍ puedes comprarlo.

Rejillas

Dejar reposar tus pasteles o galletas es igualmente importante en el proceso de elaboración. Contar con una rejilla de enfriamiento es además de esencial, muy cómodo. Estas que te proponemos son versátiles cuando te metas en la cocina (cocines lo que cocines) son prietas por lo que no se cuela el producto, aguantan hasta 300 grados de temperatura y son aptas para el lavavajillas. Consulta tamaños y packs. AQUÍ puedes comprarla.

Tamizador

Es otro de los utensilios básicos de la repostería casera. Contar con un buen tamizador de harina marca la diferencia. Te recomendamos este tamizador clásico de acero inoxidable con capacidad para 500 gramos. Otra opción también puede ser el tamizador automático con una capacidad de hasta 1L, solo requiere de un par de pilas y cuenta con una malla de acero inoxidable. Es resistente al agua, lo que te permite lavarlo sin problemas. AQUÍ puedes comprarlo.

Rodillo

Si decides comprarte un rodillo, decántate por uno bueno, de calidad, que te dure siempre y que notes claramente la diferencia cuando amases. Este de Isenberg puede parecer caro, pero su calidad es innegable al estar hecho por madera de haya, un material pesado que evitará que tengas que ejercer fuerza. Si tienes menos presupuesto, esta opción es más sencilla, pero también funciona perfectamente.

Soporte

El orden y la limpieza en la cocina son la base de cualquier buen repostero… pero sabemos que no siempre es fácil. Este soporte te ayudará a ir colocando las cucharas o espátulas, y también las tapas que vas usando, en vez e ir dejándolas por ahí y por allá. Socorrido y útil, siempre viene bien.

Por último, y para lucir tus pinitos como repostero/a, usa este servidor de diseño de acero inoxidable, estas cucharas clásicas para cortar y servir fácilmente porciones de tartas, o esta otra bandeja con plato rotativo.

Foto de portada: Photo by Michaela Baum en Unsplash

Anuncios
Sandra

Sandra

Periodista made in Madrid. Enamorada del chocolate y del café. Como con los ojos y odio las calorías. Muy fan del salmón. Busco tesoros culinarios.

3 Comentarios

Deja un comentario

Suscríbete a
nuestra newsletter

Déjanos aquí tu email y te mandaremos un correo a la semana con todos nuestros planes gastronómicos recomendados.

error: ¡Vaya! Nuestro contenido está protegido