Skip to main content

CERRADO PERMANENTEMENTE

Ya te lo adelantamos hace unas semanas en nuestra agenda gastronómica (si no la sigues, ¡deberías!). The Food Dealers, un pequeñísimo proyecto (con apenas espacio para unas 15 personas en el local) acababa de nacer junto a la plaza Olavide. Su propósito, claro y muy atractivo: Comfort food de calidad, con un rollo muy fresco, y a precios super ajustados. Y a pesar de que su premisa es la de ser un local destinado principalmente al take away, también tienen algo de sitio (avisamos, poco, eso sí) para ir a comer allí, Esto fue lo que hicimos el finde pasado.

Aquí no te esperes nada glamuroso, ni tampoco viejuno. Elena y Javi (los creadores de The Food Dealers), dos foodies emprendedores, tenían muy claro desde que comenzaron a gestar esta idea, y gracias a su experiencia anterior en la creación de marcas gastro, que querían todo lo contrario, algo fácil, sencillo de entender y de digerir. Justo lo que ellos como vecinos del barrio de Chamberí, echaban en falta. Desde entrepanes hasta verduras, una carta sin más pretensiones ni historias que las de ofrecer cosas ricas, que sepan a lo que tienen que saber. Mira que se agradece.

Este «delivery en mesa» como ellos mismo lo definen (recordemos que es un formato diseñado para el take away), nos ha sorprendido, y mucho. En su carta vas a poder encontrar una primera sección llamada Empezar y compartir, también Verduras, Cuchareo y pasta, Carne y pescado, y su sección estrella, la Fast Good Food, donde nos comimos algunas locuras que luego te contamos.

Ya mismo te contamos lo que pedimos en la primera de muchas visitas a The Food Dealers.

Empezamos con su Tortilla de patatas, melosa, con cebolla, al estilo Betanzos, acompañada de una Linda Mandarina. Sí… aquí tienen los zumos Linda, como te decíamos, es buen plan.

Después, sus Croquetas de jamón ibérico, con un potente sabor a jamón, cremosas, y extra crujientes. Must en The Food Dealers.

Patacones de cochinita pibil, con pico de gallo, sobre una tortilla crujiente (homemade) de plátano macho.

Seguimos con las Alcachofas confitadas en flor, con sal maldon y lascas de parmesano, super delicadas, ¡muy buenas!

Pasamos a su Ensaladilla rusa, con atún y gambas, servida sobre unos gigantes «Boca Bits» naturales de trigo.

Unas Alitas con salsa sweet chilli, que por cierto, estaban para perder la cabeza.

Y, como te adelantábamos antes, de su sección Fast Good Food, llegó su famosa Burgóndiga. Se trata de un albondigón relleno de queso y bañado por una salsa de guiso especial, coronada con queso fundido y parmesano rallado. El pan, un brutal brioche de Alma NoMad (su panadería vecina). Esto es una auténtica ida de olla que tienes que probar más pronto que tarde.

Y otro super clase, su Bokata Koreano de gambones. Gambones a la plancha, lombarda aliñada, queso fundido, y salsa mayo de Gochujang. El pan, también by Alma NoMad.

Después de este pedazo de homenaje, solamente quedaba coronarlo con un postre, esta vez fresco y cítrico, su Tarta de lima (también casero, en The Food Dealers todo es casero), con base de galleta salada. Esta realmente espectacular.

Qué gusto da conocer estos pequeños formatos, que a la vez que modestos, son genuinos y trabajados con cariño, un poco al estilo de otro de nuestros favoritos que siempre recomendamos, Paprika. Producto bien elegido y una carta a la que podríamos llamar «inteligente», porque al estar diseñada para delivery, todo (o casi todo) viaja bien. Y aunque la verdad es que este local no está pensado para comer cómodamente (de hecho, incluso los platos, si te fijas, son de cartón), tanto la comida que probamos como el diseño y el rollazo de Elena y Javi en The Food Dealers, nos ha molado mucho. No dejes de pedir sus Croquetas, más que notables, ni los patacones, ni las alcachofas, y por supuesto, deja un hueco para sus dos estrellas, la Burgóndiga y el Bokata Koreano, y de postre la Tarta de Lima. El ticket medio, rondará los 20-25 euros. Sí, tienes que ir, o pedirlo para comer en casa.

Por si quieres seguirles la pista en Instagram, aquí mismo te dejamos su perfil.

C/ Juan de Austria, 14.

Suscríbete AQUÍ a nuestra newsletter para que te enviemos al mail, cada semana, todos nuestros planes y recomendaciones gastronómicas.

David

Buena dentadura, estómago de hierro, casi dos metros y un metabolismo maravilloso... una máquina de comer. Alguien tiene que hacerlo, así que como y bebo como loco para después contártelo y que vayas a tiro hecho.

2 Comentarios

  • Adoracion Romero Zarza dice:

    Ya he ido varias veces y cada vez me gusta más. Cada uno de sus platos tiene un punto fantastico. Ahora han tenido una fantástica idea. La súper albóndiga ( como la llamo yo ) la han hecho a la mitad y es estupendo. Enhorabuena buena. Sois los dos geniales y recordaré de amabilidad

Deja un comentario

Suscríbete a
nuestra newsletter

Déjanos aquí tu email y te mandaremos un correo a la semana con todos nuestros planes gastronómicos recomendados.

error: ¡Vaya! Nuestro contenido está protegido