Recomendarte nuevas joyas, como el recién estrenado Casa Mortero de la semana pasada está muy bien, sí… sabemos que te mola seguir nuestros pasos y enterarte rápidamente de las mejores novedades gastro de Madrid, pero esta semana hemos optado por repetir en una de nuestras tabernas favoritas (habían pasado 3 años desde nuestra última visita), porque de vez en cuando, y estando ahora en la situación en la que estamos más aún, hay que apoyar y volver a sitios de referencia, como Taberna Recreo.

Lo que el chef Alex Díaz (ex Quique Dacosta o DiverXo, entre otros), lleva haciendo desde que abrió sus puertas, hace poco más de 4 años, en esta pequeña taberna, es un escándalo. Y muy posiblemente ya sepas de lo que estamos hablando, porque si te gusta comer en condiciones, lo más probable es que ya hayas visitado su casa una o varias veces.

En Taberna Recreo te vas a encontrar platos aparentemente sencillos, con nombres también sencillos en su carta, donde el producto y el sentido común de Alex a la hora de combinar elementos y sabores son los que mandan. En esta taberna todo está más que pensado para que lo goces fuerte con cada bocado… así lo hemos hecho siempre que hemos vuelto, y esta vez ha sido incluso mejor que la última. Por eso, y porque si aún queda alguien que nos lea que no haya ido, hemos querido volver a hacer un homenaje a este sitazo.

La carta está dividida en Clásicos (donde preside tu tremendo Brócoli), una sección llamada Para Empezar (ojo al Bocata Recreo), que serían los entrantes, después Seguimos como principales (Albóndigas, Pisto, Fideuá…), y finalmente tres Postres (apunta: Torta de Aceite). Pues eso, pintón brutal a precios más que ajustados, como te contaremos al final. Aquí va lo que pedimos, plato a plato.

Tras un aperitivo de Mantequilla de maíz con chiles y piel de limón, empezamos por su gran clásico, su plato más icónico, el Brócoli. Está frito, con kimchi y ralladura de lima y comino con sal ahumada Onena. Este plato es de nuestros favoritos de todos los tiempos, ahí es nada.

Después, el Mejillón tigre (con bechamel con leche y leche de coco) con curry amarillo y acompañado de hinojo fresco.

Zamburiña marinada 5 horas con sal, zumo de lima, naranja y azúcar, pepino encurtido, jalapeño fresco y huevas de arenque ahumadas. Lo envuelves como un Saam, y para dentro.

Sigue la fiesta con El Bocata de Recreo, absolutamente magistral. Picaña casera (hecha por Alex durante mes y medio), con pasta de tomate seco (como una salmorreta), queso manchego Malacara y piparras, todo ello sobre Pan Cristal. No te has comido un bocata como este en tu vida.

Fideuá negra, con puntillitas de calamar frescas (sopleteadas), y ali oli verde de albahaca, y lima asada.

Y por último, las Albóndigas de buey (de Discarlux), con curry thai massaman, coliflor encurtida, hierbas (hierbabuena, albahaca), cacahuete y lima. Tienes que pedirlo sí o sí en tu próxima visita a Taberna Recreo.

Postres, el primero fue la Torta de aceite (la clásica, de Inés Rosales), con crema de limón, naranja confitada, Crème Fraîche de Pastoret, y polvo de limón negro marroquí.

Y el segundo postre, sí… acabamos rodando, la Torrija de vainilla, con frutos rojos, vinagre balsámico y pimienta rosa.

Una vez más, y como te decía ya van unas cuantas, nos quitamos el sombrero ante Alex Díaz y su equipo. En Taberna Recreo tienes disfrute asegurado, sabiendo que vas a comer rico pidas lo que pidas, y con un ticket medio que rondará entre los 30-35 euros por persona (aunque a nosotros con este festín y con varias cervezas y vinos, se nos subió un poco más). Ambiente informal, trato cercano y muy buen rollo en esta taberna repleta de hits que salen de una diminuta cocina en la que Alex se saca de la manga verdaderas maravillas. Platos llenos de coherencia, de elegancia y de muchísimo sabor. Lo tenemos claro, Taberna Recreo sigue y seguirá siendo, y ahora más que nunca, uno de nuestros sitios preferidos en todo Madrid. Larga vida.

Por si quieres seguirles la pista más de cerca, aquí mismo tienes el perfil de Instagram de Taberna Recreo.

C/ Espartinas, 5.

910 334 379

David

David

Buena dentadura, estómago de hierro, casi dos metros y un metabolismo maravilloso... una máquina de comer. Alguien tiene que hacerlo, así que como y bebo como loco para después contártelo y que vayas a tiro hecho.

Deja un comentario

Suscríbete a
nuestra newsletter

Déjanos aquí tu email y te mandaremos un correo a la semana con todos nuestros planes gastronómicos recomendados.

error: ¡Vaya! Nuestro contenido está protegido