Skip to main content

La actividad gastronómica de Madrid es tan frenética, que cada vez es más complicado decidir y planificar nuestra visita/recomendación semanal. Lo bueno es que con proyectos tan interesantes como el recién inaugurado The Omar (de la familia La Ancha) lo teníamos claro, íbamos a tiro hecho.

Este restaurante, ubicado en la planta baja del Hotel Thompson, es el último hit del prolífico chef Nino Redruello, quien acaba de arrancar (junto con su compañero en Fismuler, Patxi Zumarraga), este bistró de aires londinenses, en el que según entras, te apetece quedarte todo el día.

De hecho, realmente puedes hacerlo, pues en The Omar puedes desde desayunar hasta cenar, del tirón, con el interesante gancho de que allí mismo juntan su parrilla con un horno de pan, del que salen panes y bollería casera recién horneada. De momento pinta bien, ¿no?

Su carta está dividida en 5 clásicas secciones: Snacks (Pan chino con erizo, Bocata de oreja), Entrantes (Tatín de puerro, Pimientos con aliño de lechazo), Pescados (Merluza, Lenguado, Calamar), Carnes (Lomo de vaca, Chuleta de cerdo ibérico) y su selección de Postres.

Siguiendo el estilo del grupo, en su cocina manda el producto, la temporada, y la aparente sencillez con la combinación de ingredientes en cada elaboración. Cocina sabrosa, y hecha con cariño, ¿qué más se puede pedir? Ya mismo te contamos nuestras elecciones.

Comenzamos con un cóctel a base de mandarina (no dejes de pedir alguno) con dos elecciones de sus Snacks, el Bocata de oreja brava (la masa es espectacular), y las Vainas de guisante a la parrilla con salsa miso. Como pipas, para bañarse en una piscina de miso y no salir jamás.

Tras los snacks, apetecía una Ensalada de tomates e higos. Muy posiblemente, lo que menos nos emocionó en esta primera visita. Correcta, sin más.

Después, una Merluza frita, con salsa verde y wasabi. Uno de los hits, y no nos extraña.

Acabando, con las carnes nos fuimos con unos Pimientos de cristal con aliño de lechazo, y la Chuleta de cerdo ibérico con mantequilla de Espelette. Difícil elegir uno, en The Omar dominan la parrilla, y ambos están tremendos.

De postres, probamos dos. Un riquísimo Bizcocho de dátiles con helado de azafrán y sticky toffee, y la famosa Tarta de queso de Fismuler, desde hace años, de las mejores de Madrid.

Nos ha gustado, y mucho, The Omar. Aunque puede recordar en cierta forma a Fismuler, se podría decir que tiene personalidad propia, y está más pensada para compartir. No dejes de probar el Bocata de oreja brava, la Merluza frita con salsa verde, sus Pimientos de cristal con aliño de lechazo, y sus postres, ambos de muy buen nivel. Ojo con selección de vinos, también muy interesante. Con un ticket que rondará los 40-50 euros por persona, es un restaurante para volver a probar toda la carta, y sin duda se nos antoja como una de las mejores opciones para comer (y desayunar, y cenar) cerca de la Gran Vía.

The Omar es tan solo el primero de un proyecto triple, que verá la luz en breve. Una coctelería de tragos clásicos llamada Hijos de Tomás, y Tama, un restaurante gastronómico que también promete muchas alegrías.

Aquí mismo puedes consultar su página web, y en este enlace seguir al restaurante The Omar en Instagram.

Plaza del Carmen (Hotel Thompson Madrid).

Suscríbete AQUÍ a nuestra newsletter para que te enviemos al mail, cada semana, todos nuestros planes y recomendaciones gastronómicas.

David

Buena dentadura, estómago de hierro, casi dos metros y un metabolismo maravilloso... una máquina de comer. Alguien tiene que hacerlo, así que como y bebo como loco para después contártelo y que vayas a tiro hecho.

Deja un comentario

Suscríbete a
nuestra newsletter

Déjanos aquí tu email y te mandaremos un correo a la semana con todos nuestros planes gastronómicos recomendados.

error: ¡Vaya! Nuestro contenido está protegido