Esta semana volvemos a la carga con otro restaurante de esos que merecen doble aplauso. El primero, y muy fuerte, por tener la valentía de abrir durante la pandemia (agosto de este año), y el segundo por lo trabajado que está el concepto a todos los niveles y lo que se disfruta en esta casa, te hablamos de nuestro último descubrimiento, Sagrario Tradición.

El nombre de Sagrario no viene por ninguna mujer, sino que más bien hace referencia al lugar donde «se custodian las cosas sacras», y el apellido de Tradición a la cocina clásica en fondo y forma en la que trabaja el chef y viticultor Nicolás Marcos.

Juntar una casa de comidas de corte tradicional y un wine bar. Esa es la original premisa. Por un lado, una carta llena de clásicos atemporales, donde las brasas, los guisos y la caza son los protagonistas, y por otro una espectacular selección de vinos (hecha por el propio Marcos) con unas 200 referencias, todas ellas de pequeños productores, que van rotando también según temporada, hacen que elegir tanto comida como bebida se torne complicado.

Aquí te vas a encontrar embutidos elaborados y curados por ellos mismos, tablas de quesos quesos, enormes croquetas, torreznos (¡qué torreznos!), callos, arroces, platos de caza… y unos postres también clásicos, de muy buen nivel. En Sagrario Tradición la carta tiene solera, y apetece entera. Te contamos lo que pedimos, aconsejados por Nicolás.

Empezamos con uno de los ya clásicos, a pesar de su corto recorrido, en Sagrario Tradición. Sus Torreznos (panceta adobada y curada en su propia cámara), con piparra y cebolleta, por aquello de darle frescor.

Después, sus Croquetas de entraña, por encima, una quenelle de alioli de cecina. Tamaño XXL, tremendas.

Otro must en Sagrario Tradición, el Salmonete de roca frito con mayonesa de azafrán. Lo sirven como ves, entero y despeinado.

Después, seguimos con un Arroz meloso de pilpil de almejas, con navajas a la brasa.

Por último, caza. Jabalí con caviar de coliflor y verduritas encurtidas (calabaza, triguero y nabo), con una demi glace hecha con la reducción del fondo de la carne.

De postre, dos maravillas. Primero un Flan cremoso con nata de amontillado. Lleva un porcentaje muy alto de yema de huevo, de ahí su cremosidad. No dejes de pedirlo en tu visita a Sagrario Tradición.

Y finalmente un Arroz con leche, también muy cremoso, con azúcar moreno sopleteado.

El restaurante Sagrario Tradición, ubicado en una desconocida plaza cercana al Paseo de La Habana, la Plaza de Valparaíso, tiene que ser tu próxima visita gastronómica. En esta nueva casa de comidas se respira quietud, y se come y se bebe de escándalo. Pide sus grandes clásicos (croquetas y torreznos, imprescindibles), como lo hicimos nosotros, y apuesta también por alguno de sus fueras de carta, ya lo verás, no hay fallo. En cuanto a los vinos, es fácil, deja que Nicolás Marcos te ponga lo que quiera, seguro que te sorprende. En cuanto al ticket medio por persona, rondará entre los 40-50 euros, más que correcto para la calidad de la propuesta. Ya nos contarás por aquí, o si quieres por DM en nuestro perfil de Instagram.

Por si quieres seguir a Sagrario Tradición en Instagram, aquí mismo os dejamos su perfil.

Plaza de Valparaíso, 3.

914 579 139

David

David

Buena dentadura, estómago de hierro, casi dos metros y un metabolismo maravilloso... una máquina de comer. Alguien tiene que hacerlo, así que como y bebo como loco para después contártelo y que vayas a tiro hecho.

Deja un comentario

Suscríbete a
nuestra newsletter

Déjanos aquí tu email y te mandaremos un correo a la semana con todos nuestros planes gastronómicos recomendados.

error: ¡Vaya! Nuestro contenido está protegido