Skip to main content

Ya te lo contamos en nuestra agenda gastronómica, ha sido una de las aperturas más interesantes del verano, está en la Sierra de Guadarrama, y la firma Catalin Lupu, el creador de uno de los mejores templos carnívoros de Madrid, La Taberna de Elia. Esta semana nos escapamos a conocer el restaurante Luz de Lumbre.

Se trata de un restaurante ubicado en San Lorenzo de El Escorial (a las afueras, en la zona industrial El Zaburdón), que cuenta con varios espacios, casi todos ellos amplios y bien iluminados, y donde el producto, la sencillez, y el buen precio son los que mandan.

En su carta (por cierto, muy extensa), vas a encontrarte con una más que reseñable parrilla, con carnes y pescados de gran calidad muy bien tratados, clásicos de su anterior proyecto como su espectacular pisto, y muchas novedades, como pueden ser sus pizzas en horno de leña, o verduras que sorprenden, y mucho, en varios formatos.

Nosotros quisimos hacer un recorrido por todas las secciones de su carta: Verde y fresco, Verde y caliente, Pa-Ta-Ta, Crudo, De toda la vida, Puro Vicio, Blanco y rojo a la brasa, Pizzas, Acompañamientos, y Postres. Casi nada. Este fue el resultado… te lo contamos como siempre, plato a plato.

Empezamos con su Ensaladilla rica de taberna, una contundente ración donde el atún y la patata se bañan con una riquísima mayonesa casera.

Después, Puerro a la Brasa y Coliflor Tostada al Kimchi y Salsa Romescu. Un espectáculo de plato, de estos que gustan a los amantes de la verdura, pero también a los que no les va tanto

Seguimos con un plato que recordábamos de nuestras múltiples visitas a La Taberna de Elia, que se han llevado intacto a Luz de Lumbre, su Pisto de hortalizas a nuestra lumbre con huevos de corral. Muy posiblemente, el mejor pisto que hemos probado nunca. 

Seguimos con las verduras, pero esta vez en un formato diferente, y muy apetecible. La Lasaña de verduras al Tandoori Masala también es un plato obligado en Luz de Lumbre.

Pasamos a algo más contundente, con sus Torreznos ibéricos de verdad, como los llaman, unos enormes torreznos, extra crujientes y extra sabrosos.

Lo de su Steak tartar cortado a cuchillo es de otro mundo. Así como los torreznos puedes o no pedirlos, si no pides este plato en Luz de Lumbre, te arrepentirás.

Por último, cayó un Wagyu Kagoshima A5+ (la máxima calidad posible en este tipo de piezas). Su grasa intramuscular hace que tenga una textura y sabores únicos, en una pieza de carne que difícilmente olvidaremos.

Como comprenderás, a estas alturas ya íbamos bastante tocados, por lo que únicamente pedimos un postre, que también debería ser obligado en tu visita a Luz de Lumbre, su Tarta de queso.

No hay lugar a dudas, la escapada a San Lorenzo de El Escorial está más que justificada. En Luz de Lumbre «las cosas saben a lo que son». Este es su claim, y lo cumplen como nadie, gracias a la sencillez en sus elaboraciones, al producto de máxima calidad que trabajan, y al mimo que le pone Cata Lupu al prepararlo. En la sala, Mónica (mujer de Cata), hace lo propio, para que la experiencia sea redonda. Mención especial para sus carnes, sus verduras, su Steak tartar, y sus postres. Con un ticket medio que rondará los 40-45 euros (lo nuestro se disparó, pero salimos rodando), es una visita que sí o sí hay que hacer.

Aquí puedes ver la web de Luz de Lumbre, y aquí seguirles en Instagram:

C/ De los Estudiantes, 6 (San Lorenzo de El Escorial)

Suscríbete AQUÍ a nuestra newsletter para que te enviemos al mail, cada semana, todos nuestros planes y recomendaciones gastronómicas.

David

Buena dentadura, estómago de hierro, casi dos metros y un metabolismo maravilloso... una máquina de comer. Alguien tiene que hacerlo, así que como y bebo como loco para después contártelo y que vayas a tiro hecho.

Deja un comentario

Suscríbete a
nuestra newsletter

Déjanos aquí tu email y te mandaremos un correo a la semana con todos nuestros planes gastronómicos recomendados.

error: ¡Vaya! Nuestro contenido está protegido