Skip to main content

Parece mentira, pero 7 años han pasado ya desde que visitamos a los hermanos Aparicio en la apertura de La Raquetista, sin duda, una de las mejores barras de Madrid. Ahora atacan de nuevo (en la calle Juan Bravo), con una versión de este primer proyecto, una casa de comidas con el espíritu del primero, pero con un importante guiño a la cocina latina. Su nombre, La Raquetista en La Habana.

Y es que son pocos los proyectos que tocan diferentes palos latinos y lo hacen bien, pero tras una primera visita a este nuevo restaurante, más amplio y cálido que su predecesor gracias a un acertado aire colonial en su decoración, tenemos claro que este es desde ya uno de ellos.

En la carta de La Raquetista en La Habana conviven clásicos/intocables del primero como Torreznos, Bravas, Ensaladilla rusa, Garbanzos con butifarra (tremendos), o Buñuelos de bacalao… con novedades con sabor iberoamericano, que son las que hemos ido a probar como grandes amantes de esta cocina que somos.

Ve apuntando: Tostones, Tiradito, Carimañolas, Saam latino, Sándwich cubano… aquí apetece todo. Hemos comprobado, una vez más, que en la cocina del chef Javier Aparicio los sabores están en su sitio, sin grandes rimbombancias ni fuegos artificiales, y lo más importante, todo está hecho con cariño, y vaya si se nota. Te contamos ya mismo lo que pedimos.

Empezamos con unos tremendos Tostones de ropa vieja y Tostones de gambones, y unas Carimañolas, unas empanadas «cartageneras» de masa de yuca rellenas de carne, las mojas con su adictivo mojo rojo y flipas.

Luego, le dimos caña a su Tiradito de pargo con salsa de ajo y guindillas. Recordarlo es salivar nonstop.

Después, el Saam latino, de lechón asado, con barbacoa de guayaba, aguacate y encurtidos. Ya sabes, unas gotas de lima, lo envuelves como si fuera un taco mexicano, y a pringarse con gusto.

Y acabamos a lo grande, con su versión del Sandwich cubano «del Versailles». Es la particular versión de Aparicio de el sandwich del restaurante cubano más famoso del mundo (en La Pequeña Habana de Miami). Con su cerdo asado, pepinillos, jamón, y bien de queso y mantequilla.

De postre, quisimos probar la Key Lime Pie, pero estaba agotada, así que nos decantamos por un postre igualmente latino de pies a cabeza, su Copa de fruta tropical, con helado de mango, y natillas de coco. Como todo lo anterior, también buenísimo.

De La Raquetista en La Habana te vas con muy buenas sensaciones, y sales con ganas de más. Está bien jugado el hecho de que en su carta coexistan las elaboraciones más clásicas del restaurante original (torreznos, bravas), con las nuevas creaciones que te trasladan a diversos países latinos. Nos han gustado mucho las Carimañolas, el Cubano, y los Tostones, sin olvidar el postre, y tampoco los vinos que fuimos tomando (ojo, porque la carta «física» de vinos es de lo más original que conocemos). Con un ticket que rondará los 35 euros/persona, hablamos claramente de una gran opción para los amantes de la cocina iberoamericana en Madrid. Ya nos contarás.

Aquí puedes ver la web de La Raquetista en La Habana, y aquí seguirles el Instagram.

C/ Juan Bravo, 41.

Suscríbete AQUÍ a nuestra newsletter para que te enviemos al mail, cada semana, todos nuestros planes y recomendaciones gastronómicas.

David

Buena dentadura, estómago de hierro, casi dos metros y un metabolismo maravilloso... una máquina de comer. Alguien tiene que hacerlo, así que como y bebo como loco para después contártelo y que vayas a tiro hecho.

Un comentario

  • Isabel dice:

    Descubrí la raquetista por necesidad, con un familiar ingresado en una clínica de Juan bravo, y la verdad que ahí casi se tebolvidan las penas, es tremendo lo buena que está la comida, el trato del personal es finísimo, por supuesto volveré en otras circunstancias más relajada, sin enfermos que me esperen, excelente

Deja un comentario

Suscríbete a
nuestra newsletter

Déjanos aquí tu email y te mandaremos un correo a la semana con todos nuestros planes gastronómicos recomendados.

error: ¡Vaya! Nuestro contenido está protegido