Cuando salimos a comer fuera y tenemos antojo de pasta, todos tenemos en la cabeza al menos un par de buenos restaurantes italianos a los que ir. Esta semana, y como última visita antes de nuestras merecidas vacaciones, nos pasamos por Lettera Trattoria Moderna, un restaurante ubicado muy cerca de Gran Vía y abierto durante todo el mes de agosto, que lo tiene todo para colarse en nuestra lista con los mejores restaurantes para comer pasta en Madrid.

reserva2

Nada más entrar, te sientes cómodo. Música agradable, un local con tonos suaves, mediterráneos, con mesas y sillas en madera clara y por supuesto, el protagonista del local, un olivo central que lo hace aún más original y acogedor. En el restaurante Lettera Trattoria Moderna vas a encontrar una carta (no muy extensa, cosa que se agradece) con platos e ingredientes reconocibles para todo el que haya coqueteado con la gastronomía italiana, pero eso sí, en su mayoría con ciertos toques diferenciales gracias a la buena mano del chef siciliano Francesco Ingargiola.

Ya habíamos visitado con anterioridad la casa de Francesco, pero esta vez hemos nos dejamos aconsejar y seguimos las sugerencias del chef. ¡Abrimos boca!

Empezamos por un clásico, el Vitello Tonnato elaborado con carne de ternera con el corte típico de la zona de Piamonte, acompañado de una salsa más ligera de alcaparra, mayonesa, atún y aliño de aceituna taggiasche de Liguria, que meten en un sifón hasta conseguir una espuma y por último, acompañado de una salsa bordalesa. Un acierto sin duda para iniciar la comida… y más aún, con la focaccia recién hecha que hornean con aceite virgen extra y sal (también emplean como masa de pizza) y que no puedes irte sin probar con unas gotitas de aceite de oliva.

Seguimos con el Tartare de solomillo de ternera, un plato presente en muchas cartas, pero al que, en Lettera Trattoria Moderna, le dan un toque alla italiana gracias al aliño de aceitunas de Liguria. El steak va acompañado de anchoas de Santoña con stracciatella pugliese y un crujiente de yuca. Se termina en mesa con un vinagre balsámico de 7 años de maduración que aunque potencia sabores, podría sobrar sin restar calidad al plato.

Después de los entrantes, estábamos deseando probar, de nuevo, su Lasagna crujiente con ragú, una versión que no habíamos visto en otros restaurantes. Nos llamó la atención la masa de la lasagna, que ellos fríen (no cuecen) y la aliñan con la salsa bolognesa clásica que resulta suave y combina bien con el sabor de la carne picada, y una espuma de parmesano.

Nos frotamos las manos esperando el segundo plato de pasta, esta vez optamos por los Linguine con carabinero. Es un acierto para los que van a lo seguro y quieren un plato de pasta ligero, con sabores a mar gracias a las gambas blancas, los tomates Cherry, el carabinero y el toque del sur de Italia (no olvidemos que Francesco es siciliano) con la ralladura de pistachos.

En nuestra última elección de principales, en vez de tirarnos a por carne o pescado, nos dejamos guiar por el chef pidiendo el Risotto nero de tinta de calamar. Aviso a navegantes: es un plato para al menos dos personas con buen apetito, por tamaño y densidad. Como base, sofríen el propio calamar en su tinta y lo terminan con un sabroso tartar de gamba blanca aliñado con sal y aceite. Contundente.

Para cerrar la comida, pensamos en pedir su Tiramisú, pero finalmente nos decantamos por la Tarta de queso de gorgonzola, un postre que nos convenció bastante por el equilibrio de sabores (la presencia del queso Gorgonzola no resulta empalagosa o invasiva) y la mermelada de frutos rojos.

reserva2

En resumen, Lettera Trattoria Moderna es un restaurante italiano para repetir. Más que bien ubicado (entre Gran Vía y Chueca), en este cálido espacio vas a disfrutar de buena gastronomía italiana sin muchas estridencias, donde todo sabe a lo que tiene que saber, a pesar de que a su base clásica se le han añadido sutiles y originales vueltas de tuerca, que de hecho se agradecen. Con un ticket medio de 35-40€ por persona, en esta trattoria te llevarás una buena experiencia gracias a los platos del chef Francesco Ingargiola y también a un servicio siempre atento y amable.

Por si quieres seguirles la pista, echa un vistazo al perfil de Lettera Trattoria Moderna en su Instagram.

C/ Reina, 20.

Sandra

Sandra

Periodista made in Madrid. Enamorada del chocolate y del café. Como con los ojos y odio las calorías. Muy fan del salmón. Busco tesoros culinarios.

Deja un comentario

Suscríbete a
nuestra newsletter

Déjanos aquí tu email y te mandaremos un correo a la semana con todos nuestros planes gastronómicos recomendados.

error: ¡Vaya! Nuestro contenido está protegido