Skip to main content

Acaban de cumplir 7 años de vida, y tras haber conseguido premios como el de «La mejor carne del mundo» según el World Steak Challenge (Londres, 2018), «Mejor tarta de queso de España» (Congreso Culinaria, 2021), o su primer Sol Repsol en este 2023, podemos asegurar que con el restaurante Essentia (dentro del Hotel Ansares, en Tarancón) estamos ante una de las mejores escapadas gastronómicas cerca de Madrid.

Anuncios

Y es que Essentia podría parecer, desde fuera, un bar de carretera más (se encuentra en la salida 79 de la A-3), pero con esta conclusión estaríamos muy equivocados, pues el complejo que engloba el Hotel Ansares es una auténtica pasada.

Aquí te puedes encontrar salas para reuniones de empresa, salones para bodas, una enorme carpa para conciertos, una piscina con spa, gimnasio, y hasta un bonito patio interior en el que se respira tranquilidad. Todo esto, y aquí llega lo más interesante, aliñado con dos espacios gastronómicos, el Gastrobar (más informal) y el Restaurante. En esta escapada visitamos ambos.

El chef Toño Navarro, al frente del equipo de cocina, lo está haciendo pero que muy bien, con una propuesta muy bien definida desde el comienzo, donde la materia prima y los productos de temporada (muchos de ellos de su propio huerto) sin mucha más intervención que la brasa y algunas otras técnicas básicas, son los indiscutibles protagonistas. En su carta te vas a encontrar Entrantes vegetalesProductos típicos: Croquetas, Torreznos…; Pescados y mariscos, Carnes, y una pequeña sección con Acompañamientos. Y también vas a poder decantarte por los fueras de carta que cambian a diario.

Nosotros, en esta primera visita, nos tiramos de cajón a probar el Menú degustación (85 euros/persona) que preparó Toño Navarro. Ojo, cuando vayas a Essentia habrá cambiado prácticamente en su totalidad, pues él mismo lo diseña según lo que se encuentra en el mercado. Allá vamos.

Empezamos con unos Torreznos. Los seleccionan desde las pancetas, en fresco. Después los curan y adoban, y los secan 10 días más. Para su preparación los confitan en el horno a 165º, y finalmente los fríen. El resultado es una maravilla, muy jugosos y con una corteza muy crujiente.

Seguimos con otro de sus grandes clásicos, sus Croquetas de jamón ibérico de bellota, con leche de oveja manchega. Cremosas, crujientes. Para comerse 40. De hecho, en el Gastrobar de Essentia, por la noche, repetimos con una ración completa.

Después, tres platos marineros. Navajas gallegas (de pequeño tamaño), escabechadas con cítricos y jengibre.

Zamburiñas negras gallegas, a la parrilla, con mantequilla de lima-limón y Almejas de carril con la típica salsa de ajillo (aceite, ajos, guindilla y verdejo).

Pasamos a la tierra con unos tremendos Guisantes «bagoa» gallegos (Finca Los Cuervos), con una yema de huevo de corral.

Y finalmente, dos platos de carne. Las Mollejas de angus con salsa chimichurri (hecho por un chef argentino). Según dice Toño, en su búsqueda del producto excelente, estas proceden de Irlanda, y son las mejores que ha encontrado. Les dan toque de vacío, y luego a la parrilla hasta que estén bien tostadas.

Y una gran Chuleta finlandesa (60 días de maduración) a la parrilla. También tienen rubia gallega y simmental. En Essentia siempre acaban el menú con algún corte a la parrilla.

De postre, teníamos que probar su premiada Tarta de queso, elaborada con queso manchego de Tarancón. Potente y cremosa a partes iguales. De las mejores que hemos probado últimamente.

Tras este gran homenaje en Essentia, cayó una siesta, después el spa, y el gimnasio… y por la noche visitamos el Gastrobar, donde repetimos de croquetas, además de una ensalada de tomate y un tartar de atún también muy correctos. Hicimos noche, y al día siguiente nos volvimos con ganas de volver a Essentia más pronto que tarde. El chef Toño Navarro lo tiene muy claro, y así lo plasma en cada uno de sus platos. Producto, sencillez, y buen gusto gracias al toque de las brasas en muchos de los platos, y a aderezos clásicos bien hechos. El precio del menú, es de 85 euros/persona (si eliges algunos extras como la gamba roja, caviar, etc… habrá suplement0), y tienes habitaciones desde los 90 euros/noche. No hay duda, se ha convertido desde ya en una escapada gastronómica básica muy cerca de Madrid.

Aquí tienes su web, y aquí puedes seguirles en Instagram.

 Av. Adolfo Suárez, 30 (Tarancón, Cuenca)

Suscríbete AQUÍ a nuestra newsletter para que te enviemos al mail, cada semana, todos nuestros planes y recomendaciones gastronómicas.

Anuncios
David

Buena dentadura, estómago de hierro, casi dos metros y un metabolismo maravilloso... una máquina de comer. Alguien tiene que hacerlo, así que como y bebo como loco para después contártelo y que vayas a tiro hecho.

Deja un comentario

Suscríbete a
nuestra newsletter

Déjanos aquí tu email y te mandaremos un correo a la semana con todos nuestros planes gastronómicos recomendados.

error: ¡Vaya! Nuestro contenido está protegido