Skip to main content

Ya te lo adelantamos en nuestra agenda gastronómica, de entre todas las aperturas madrileñas, habíamos puesto la mirada en un nuevo bistró en el barrio de Salamanca. Nos ha faltado tiempo para ir a probar el restaurante Ita, y por muchas razones, es nuestra recomendación de esta semana.

Anuncios

Estamos ante un proyecto con una personalidad única, donde dos venezolanos, Mariela Fernández y William Lamas, cocinera y sumiller respectivamente, trabajan por un lado en una carta singular, donde todo sabe a lo que tiene que saber (y sienta de maravilla), y por otro en una carta de vinos llena de joyas, a muy buenos precios.

Ita era el apodo de la abuela (enorme cocinera, según cuentan) de Mariela, y es también un sueño materializado para de estos dos exalumnos del Basque Culinary Center. Un restaurante donde el cariño por el detalle, el respeto por el producto, y la coherencia (entre carta de comida y de vinos, ambos llenos de sencillez y originalidad) están muy presentes.

Una carta muy corta donde las verduras tienen mucha importancia (tienen como proveedor a Sapiens Sostenible), pero que tampoco olvida la cuchara, ni el pescado, así como algún guiño carnívoro que también nos gustó mucho. Ya mismo te contamos lo que puedes comer en el restaurante Ita.

Empezamos con una Remolacha (al vacío) encurtida, con una vinagreta de balsámico, alcaparrones, queso feta, cebolla roja, y hierbabuena.

Tremendo el Salmón marinado (por Mariela), con láminas de hinojo, creme fraiche, cebolla roja y eneldo.

Después, también hubo hueco para la cuchara (y qué buena cuchara) con unas Lentejas verdinas, con jengibre, cúrcuma, semillas de cilantro y de hinojo tostada y triturada, boniato y kale negro y verde.

Seguimos con un absoluto must en Ita, los Ravioli de calabaza, con queso de cabra, nueces pecanas, y salsa de mantequilla noissete.

Acabamos con el Roast beef de solomillo con zanahoria, chirivía, y un emocionante jugo de cebolla, con una ensalada de canónigos con vinagreta de mostaza antigua.

De postres, probamos dos. Su Flan de naranja y cardamomo, y la Crema de limón, con merengue y galleta de canela.

Qué gusto da encontrarte con restaurantes donde le ponen tanto cariño a las cosas, donde la aparente simplicidad sin artificios es la que manda, donde se le da nombre al pequeño productor, y donde el ticket por persona no se dispara (como sucede ahora mismo en tantos restaurante), pagando un ticket medio de 45 euros/persona. Deja que William te asesore con los vinos, te sorprenderá seguro. Lo van a petar, y con razón, así que reserva antes de que no haya hueco.

Extra: También puedes ir a probar su Quick Lunch, por 15 euros, de martes a jueves de 13hrs a 15.30hrs.

Aquí tienes la web del restaurante Ita, y aquí puedes seguirles en Instagram.

C/ General Oraa, 42.

Suscríbete AQUÍ a nuestra newsletter para que te enviemos al mail, cada semana, todos nuestros planes y recomendaciones gastronómicas.

Anuncios
David

Buena dentadura, estómago de hierro, casi dos metros y un metabolismo maravilloso... una máquina de comer. Alguien tiene que hacerlo, así que como y bebo como loco para después contártelo y que vayas a tiro hecho.

Deja un comentario

Suscríbete a
nuestra newsletter

Déjanos aquí tu email y te mandaremos un correo a la semana con todos nuestros planes gastronómicos recomendados.

error: ¡Vaya! Nuestro contenido está protegido