Skip to main content

Rotunda y memorable. La croqueta del restaurante CEBO es el fruto de una receta tradicional, muy bien repensada por el joven y premiado equipo de Cañitas Maite: Javier Sanz, Juan Sahuquillo y Borja García (jefe de cocina en Cebo).

Recién aterrizados en Madrid, tras una primera visita nos han dejado claro que van a por todas con su nuevo proyecto en los bajos del Hotel Urban. Los dos menús degustación incluyen un pase con esta láctica y sabrosa croqueta elaborada con Jamón Joselito como protagonita.

Para que puedas prepararla en casa, por aquí te dejamos la receta (y los trucos, ojo, que hay varios) de la que para nosotros es la Mejor Croqueta de Jamón que hemos probado en los últimos años.

Lo primero ¿qué ingredientes necesitas?

160gr Mantequilla de oveja

2,5L Leche entera

40gr Nata de oveja

4L Leche de oveja

315gr Harina

350gr Jamón Joselito

Sal

Pimienta

Panko (Cantidad necesaria)

Huevo (Cantidad necesaria)

Vamos a ello:

Lo primero es cortar el jamón muy muy fino, y reservar.

Llega el turno de la MASA

Vierte por separado tanto la leche de oveja como la leche entera en dos cazos (una en cada uno), y pon ambos a calentar.

Mientras, en una olla plana derrite la mantequilla. Ojo, truco: añade a la olla el jamón picado con el fuego apagado y homogeneiza con una varilla.

Después, añade la harina y mezcla los tres ingredientes durante 7 minutos a fuego bajo.

Cuando veas la roux (la masa de harina y mantequilla) tostada, sube el fuego al máximo.

Otro truco: es en este momento cuando tienes que añadir la mitad de la leche entera caliente, para que se integre bien hasta conseguir una textura densa. En este punto, añade la otra mitad de la leche entera, y ve integrando todos los ingredientes.

¡Seguimos!

Cuando empiece a hervir, sube el fuego al máximo durante 12 minutos y a continuación, otros 12 minutos a fuego flojo. De nuevo sube el fuego y añade la leche de oveja.

Por último, añade los gramos de nata e integra durante 1 minuto. Corta el fuego y añade un punto de sal y pimienta (aquí, te toca probar a ti).

Último truco: Reserva la masa en tres bandejas finas, filmadas a piel y déjalas en frío.

Llega el turno de BOLEAR:

Separa unos 30gr de masa, y bolea hasta conseguir la forma de un huevo.

A continuación, pasa la bola de masa por huevo y panko.

Y por fin, el toque final: fríe cada croqueta a unos 200 grados, hasta que esté dorada al gusto.

¿El resultado? Una croqueta de Estrella Michelín a la mesa. ¡Cuéntanos cómo te ha ido!

Suscríbete AQUÍ a nuestra newsletter para que te enviemos al mail, cada semana, todos nuestros planes y recomendaciones gastronómicas.

Sandra

Periodista made in Madrid. Enamorada del chocolate y del café. Como con los ojos y odio las calorías. Muy fan del salmón. Busco tesoros culinarios.

Deja un comentario

Suscríbete a
nuestra newsletter

Déjanos aquí tu email y te mandaremos un correo a la semana con todos nuestros planes gastronómicos recomendados.

error: ¡Vaya! Nuestro contenido está protegido