Es tiempo de verano y de calor máximo, y también de descubrir qué relación tiene nuestra dieta con la temperatura exterior. ¿Es posible aligerar la sensación de calor evitando la ingesta de algunos alimentos e incorporando otros a la dieta?

La respuesta es sí. Pero para entenderlo mejor, hablamos con la doctora Mar Bacardit Vendrell, coordinadora del Servicio de Metabolismo, Nutrición, Dietética y Obesidad de la Clínica ServiDigest de Barcelona. Y de paso, te damos una lista de 10 platos típicos con los que se combate el calor alrededor del mundo.

El tándem comida-calor

La regla es básica. “Hacer la digestión requiere un esfuerzo para el organismo, de tal modo que se genera un aumento de la temperatura corporal. Si nos alimentamos de forma más frugal y liviana estamos facilitando la digestión y por lo tanto no sube tanto la temperatura corporal. Si hacemos una dieta más rica en proteínas y grasas, y con cantidades superiores a las necesarias, el proceso digestivo se alarga más y consecuentemente sube la temperatura corporal”.

La ecuación es clara: si queremos mantenernos frescos será mejor seguir una dieta de cantidades moderadas, baja en grasa. En verdad, como recuerda la doctora Bacardit, “si escuchamos el cuerpo ya hay una tendencia natural a elegir unos alimentos u otros en función de la época del año en la que estamos”. Por eso, ahora solo nos resultan apetecibles las ensaladas, los gazpachos, mucha fruta refrescante y poco más.

Adiós grasas, welcome frutas

El agua apaga el fuego, así que la consigna fundamental es hidratación, razón por la que, además de organizar un buen menú con frutas y verduras ricas en agua, debemos huir del alcohol ya que, tal y como indica la doctora “deshidrata, no hidrata”.

Además, debemos decir adiós a las grasas durante el verano, especialmente a la carne roja. “Las grasas y las proteínas, como decía, piden un esfuerzo superior al organismo respecto a la digestión de los carbohidratos. Y digerir todo eso lleva aparejado un aumento de la temperatura corporal”.

Si intentamos definir cómo nos quedaría la dieta en estos meses, las indicaciones de la doctora Bacardit sugieren: “incluir 2-3 frutas al día; 2-3 raciones de verduras al día; se pueden tomar 2-3 alimentos ricos en calcio al día (yogur, leche, también las bebidas vegetales enriquecidas en calcio); legumbres 2-3 veces por semana; incluir cereales integrales en lugar de refinados, y tomar porciones de alimentos proteicos de tamaño moderado, eligiendo siempre los más bajos en grasa, tales como: pescado, pavo, pollo, conejo, tofu, huevo y marisco”.

Alimentos estivales alrededor del mundo

Con estas pequeñas consignas hemos intentado reunir los 10 platos internacionales que combaten muy bien el calor en su lugar de origen, para que también los conozcas y los incorpores a tu dieta estival.

Naeng-Myeon (Corea): Un plato de fideos (de alforfón o de patata) fríos con pepino, fruta, huevo cocido y salsa algo picante. Una mezcla casi perfecta que los coreanos adoran en sus días estivales. Si te gusta la gastronomía coreana, tienes que conocer el restaurante Soma.

Vichyssoise (Francia): La tradicional crema de puerros francesa es rica en fibra, y presenta una textura cremosa y fría que sacia y refresca. Muy recomendable y hasta versionable si se le añade menta o cilantro. Uno de los mejores exponentes de la cocina francesa en Madrid es Le Bistroman.

Som Tam (Tailandia): Una popular ensalada estival tailandesa basada en la papaya verde como el ingrediente principal. Rica y casi adictiva. En 154 Thai Bar, o en Yeca, puedes encontrar algo parecido.

Bun Cha (Vietnam): Cerdo a la parrilla, fideos y un montón de verduras a modo de ensalada constituyen lo que para algunos es el mejor plato de Vietnam. Una deliciosa comida o cena para el verano.

Chongqing hot pot (China): Es una de las recetas especiadas más típicas de la gastronomía oriental y más combativa con el calor gracias a su toque picante. La razón según muchos es que algunos de los compuestos de los alimentos picantes estimulan los receptores de dolor de nuestro organismo asociados al calor. Instantáneamente, el cerebro reconoce una subida de la temperatura corporal y activa uno de los mecanismos internos más eficaces para bajar el fuego interno: la sudoración. De este modo, la piel se enfría y regula la temperatura corporal. En el restaurante La Olla de Sichuán podrás encontrar este plato.

Ceviche (Perú): Proteína animal ligera en este plato cuyo ingrediente principal es el pescado blanco o el marisco, marinado en un zumo de cítricos al que suelen añadírsele otros ingredientes como aguacate, cilantro y cebolla. En el restaurante Tampu los clavan.

Salmón condimentado estilo Veracruz (México): Un plato picante a base de pescado, esta vez con las sanísimas grasas omega 3 del salmón que el organismo podrá digerir mejor que un chuletón. Como en el caso de la olla caliente china, su gusto picante con el jalapeño activa la sudoración, el cuerpo se refresca y a la par, nos obliga a beber más con lo que aumentamos la hidratación. Uno de nuestros mexicanos favoritos en Madrid, es Tepic.

Daal o Dhal (India): La sopa de lentejas rojas es un clásico veraniego en la cocina india, sencillísima de elaborar. Lentejas rojas, cebolla, tomate, zanahorias, comino, jengibre, ajo, menta, pimentón picante, pimienta cayena, limón, cilantro y zumaque al gusto. Para un verano exótico. En el restaurante Tandoori Station trabajan una cocina india de gran calidad.

Gazpacho (España): Tomates, pimientos, pepino, ajo, AOVE, sal, vinagre, agua y pan. Pocos platos son tan sencillos, refrescantes, hidratantes, saludables, fáciles y apetecibles para los meses de calor como el españolísimo gazpacho andaluz. Poco más que añadir.

Tabbouleh árabe (Emiratos Árabes, Siria, Líbano): Perejil y bulgur o cuscús (depende de la zona), aderezado con aceite de oliva, limón y cebolla. El libanés se suele servir con menta y tomate; y el denominado oriental, lleva también pimiento y pepino. En ambos casos, funciona como una perfecta ensalada estival muy refrescante, que va genial sola o como acompañamiento.

Y tú… cuéntanos, ¿qué recetas sueles cocinar en verano para refrescarte?

Foto de portada: Unsplash.

Teresa

Teresa

Periodista de formación y vocación; curiosa de nacimiento; positiva, soñadora y buscadora de aquellos porqués (grandes o pequeños) que se esconden detrás de las cosas. ¿El objetivo? Entender y apreciar mejor el valor de todo lo que se cuece en esta vida.

Un comentario

  • CESTADEFRUTA dice:

    Algo que no puede faltar en una buena comida veraniega, sin duda es la fruta. Estos alimentos son ricos en vitaminas, sabrosos, pero además, muchos de ellos aportan una gran frescura a tu cuerpo, justo lo que necesita en esos días de más calor. Por suerte, la fruta tiene un montón de beneficios para el organismo y no debemos olvidar lo importante que es la ingesta de estos alimentos.

Deja un comentario

Suscríbete a
nuestra newsletter

Déjanos aquí tu email y te mandaremos un correo a la semana con todos nuestros planes gastronómicos recomendados.

error: ¡Vaya! Nuestro contenido está protegido