Skip to main content

Es ya toda una tradición que muchos esperáis. Aquí estamos un año más para satisfacer vuestras ansias, y también para ampliar un poco más aún la lista de restaurantes pendientes de visitar.

Vamos ya con el recorrido por los 45 mejores platos que hemos probado este año 2022. Ojo, están listados por orden cronológico, de enero a diciembre, y ya verás que hay un poco de todo, desde hamburguesas hasta platos de estrellas Michelin… ¡Que aproveche!

El Katsu Sando de Bardero. Solomillo nacional de vaca empanado con panko. Además lleva pepinillos encurtidos, cebolla crujiente y mayonesa casera con punto de mostaza dulce. Todo ello dentro de un esponjoso pan que elaboran especialmente para ellos. Para comerse 20.

Después, el Tocino vegetal del El Invernadero. Una extraordinaria creación de Rodrigo de la Calle a la que llaman «Tocino vegetal», con ralladura una brutal trufa melanosporum y una tremenda salsa de callos.

Lasaña con ragú de ossobuco, en Ostería Ladroni, se cocina en horno de pizza durante 12 horas, y luego con otras 8 horas de cocción. El resultado es una maravilla. De las mejores lasañas que hemos probado nunca.

Seguimos con una escapada a Noor (Córdoba), donde Paco Morales nos noqueó con su Karim de pistacho, con caviar de arenque ahumado y manzana verde con pan negro. La recomendación, comer con cuchara de afuera hacia dentro. Uno de los platos más icónicos del restaurante.

Conocimos el restaurante Fiera, y flipamos con su Choripan. Este clásico argentino, con pan brioche, chicharrón de queso gouda, chorizo criollo, pimientos rojos y chimichurri. Sin duda, de lo más gocho y sabroso que hemos probado en este 2022.

Pasamos a un japonés, Shibari, donde además de buen sushi nos comimos un espectacular Tsukune con yema. Una especie de albóndiga alargada de pollo y muchos más ingredientes, finalmente lacado al yakitori. Lo presentan con la yema, con salsa yakitori y shichimi togarashi.

En Puntarena, lo gozamos duro con la Costilla Braseada en Machete, black angus 12 horas a baja temperatura, con una salsa parecida a la salsa bbq (algo más suave), pura mantequilla, que una vez preparada puedes comer sobre tortillas de trigo.

De nuestra visita al restaurante Deessa, nos quedamos con su Arroz de castaña asada, tubérculos y zanahoria frita, que acaban en mesa con una mantequilla ahumada.

El mejor bocata de autor de España del año fue el de Santerra, con atún rojo madurado, pimientos del piquillo confitados, piparras encurtidas, mostaza a la Antigua, cheddar ahumado, y canónigos. Todo ello entre dos rebanadas de pan de masa madre de cerveza. Lo probamos, y nos gustó pero mucho.

Estas Albóndigas de secreto de Paprika también merecen estar en nuestra selección con los mejores platos del año. Están glaseadas, son extra jugosas, y van acompañadas con puré de patatas.

Del restaurante La Llorería, nos quedamos con su Tamal de birria de cordero lechal, extra sabroso, si te gusta esta elaboración mexicana, no dudes en pedirlo.

Una de las mejores pizzerías de Madrid es Pizza Posta, y de la visita que les hicimos este año nos quedamos con su Pizza Alonso, con boniato asado, mozzarella, queso azul, nueces y cebollino, un mix de sabores que es un absoluto escándalo. Ojo, todas sus pizzas son vegetarianas/veganas.

Visitamos Brutalista, y posiblemente, de su menú degustación el plato que más nos enganchó fue su Lubina al vapor sobre una salsa mezcla entre escabeche y ceviche (con leche de tigre).

El Pichón de Bresse con trigo sarraceno, salsifí, zanahoria encurtida, albóndiga elaborada con el pichón, y bombón de foie bañado en PX. Todo bañado por una demi glace elaborada del mismo pichón. ¿Dónde? En Amós, el restaurante madrileño del triestrellado Jesús Sánchez.

Seguimos avanzando el año, y probamos las nuevas creaciones de José Calleja en el restaurante Surtopía. Esta Carne mechá ibérica con toffee de romero merecía un monumento.

Los Tacos de cochinita pibil (con tortillas de maíz que elaboran al momento) del restaurante Jerónimo, del chef Enrique Olvera, también se ganaron a pulso estar en esta lista.

Otro de nuestros infalibles en cuanto a peruanos se refiere, es Quispe. Su Tiradito de atún rojo de almadraba, con salsa ponzu y ají amarillo bien merece una visita, o varias.

Una tremenda burger, en Alexs BBQ, nos dejó muy locos. Se trata de La Brisketazo, una burger de pecho de ternera ahumado durante 15 horas, con aros de cebolla, queso, salsa BBQ casera y pan brioche.

Nos acercamos a Illescas, para conocer Ancestral, la propuesta del chef Victor Infantes (que al poco ganó la estrella Michelin), y salimos encantados con su degustación. Uno de los platos que más nos gustó, fue su Sopa de ajo manchego, con tomates en conserva a la brasa, tosta de pan negro y emusión de ajo de las Pedroñeras.

Del restaurante El Lince, del chef Javi Estévez, también es complicado elegir un favorito, pero tal vez podríamos decantarnos por su Tortilla guisada (con salsa de callos). La presenta en sartén, y sí, está para comerse 20.

Los pescados en Bistronómika son todos una maravilla, eso está muy claro, pero esta vez nos quedamos con un gran plato de cuchara, su Pochas de Logroño con almejas gallega. Ojo, el Tartar de calamar, también es una obra maestra.

Pasamos de la cuchara, a una bandeja de carne ahumada en Samos BBQPulled pork (hidratado con salsa Gold Sauce, barbacoa de mostaza y hierbas), Picaña, Panceta ahumada, y Beef Rib de vaca asada durante 10 horas. Todo acompañado por salsa barbacoa de café y gold sauce. Recomendación, la gold para el cerdo, y la de café para los cortes de vaca.

La Tortilla vaga del restaurante Estimar, con huevos de Cobardes y Gallinas, caviar y percebes, ha sido también uno de los tops de este año, y teníamos que hacerle su merecido hueco.

Y de nuevo, otra pizza que se suela en nuestro top tras esta primera visita. Se trata de Mola Pizza, y su pizza Abella, con guanciale laminado y aceite de ajo. Pizza estilo napolitano, pero con una masa (la trabajan de maravilla en su horno de leña) algo más crujiente, realmente adictiva.

En San Lorenzo del Escorial, visitamos Luz de Lumbre, y nos quedamos con una de sus especialidades, la carne. Su Wagyu Kagoshima A5+ (la máxima calidad posible en este tipo de piezas), es impresionante. Su grasa intramuscular hace que tenga una textura y sabores únicos, en una pieza de carne que difícilmente olvidaremos.

Tras varias visitas, volvemos a Uskar para recomendarlo por aquí, y nos quedamos con su Steak Tartar de solomillo, con manzana, huevo, y crujiente de arroz.

Conocemos el bar del momento, Bar Trafalgar, nos gustó todo, y mucho. Por quedarnos con uno, tal vez podría ser su Pepito de solomillo con mostaza y cebolla caramelizada.

En el restaurante Arahy se come de escándalo, y en esta ocasión probamos un plato con Pulpitos, boletus, salsa pekin y un huevo frito. Tan sencillo como espectacular.

Otra de nuestras mejores visitas ha sido Chispa Bistró, el proyecto de los chefs Gabriel Sodré y Juan D´Onofrio. Nivelazo tanto en sus elaboraciones, como en la selección de vinos. Nos quedamos con su Tataki de atún con sandía a la brasa con cinco especias chinas y jugo de remolacha.

En La Cocina de Frente, probamos una buena selección de platos tradicionales de la mano del chef Carlos García. Uno de los que más nos gustó fue su Pulpo a la plancha con crema de ajo «atao». No dejes de pedir tampoco sus Croquetas de ropa vieja.

Volvemos a un japonés, Tora, y salimos flipando con la selección de nigiris del chef José Osuna. Posiblemente, los dos que más nos gustaron fueron el Nigiri de atún rojo con grasa de wagyu, y el Nigiri de Wagyu en adobo.

La Oreja glaseada de cochinillo de Latasia, un clásico de esta casa, también ha sido de los platos que más nos han hecho gozar este año, y sin duda te la recomendamos.

Al conocer The Omar, lo nuevo de Nino Redruello, también salimos encantados tras probar platos como sus Pimientos cristal con aliño de lechazo.

Más aperturas interesantes este año, La Raquetista en La Habana, de los hermanos Aparicio. De aquí podríamos quedarnos con varios, pero si hay que elegir, dos platos muy latinos, sus Tostones de ropa vieja y Tostones de gambones, y las Carimañolas, unas empanadas «cartageneras» de masa de yuca rellenas de carne.

También tuvimos tiempo para un Arroz del senyoret, en el restaurante Volea. Haznos caso, es muy buen plan para un finde.

En el restaurante Charrua, probamos su Setas a la brasa, con huevo y trufa fresca laminada. Tenía que estar en nuestra selección con los platos del año.

También conocimos Calisto, el nuevo restaurante del chef Carlos Griffo en la capital. Nos gustaron muchos platos, pero tal vez nos quedamos con el Cardo con ajo negro y cocotxas de bacalao. No pierdas de vista sus croquetas de cecina.

Volvemos a Cebo, para probarlo en su nueva etapa bajo la dirección de Cañitas Maite, y salimos con muy buenas sensaciones. Los dos pases carnívoros son para enmarcar: Vaca de trabajo, un solomillo curado en algas; y la Codorniz Ortolans, acompañada de un brutal escabeche.

Viajamos hasta el País Vasco, para probar el menú degustación de Azurmendi (3* Michelin). Dificilísimo quedarse con un plato, pero tal vez el que nos robó el corazón fue la Parpatana de atún (parte alta del lomo) a la brasa, con puré de coliflor y caviar. Una auténtica maravilla con el sello del chef Eneko Atxa.

Volvimos a Madrid para probar lo último de Pablo Sánchez y Lalo Zarcero, Barmitón. Un bar de los de toda la vida, ubicado en La Latina, donde puedes comer de raciones pero que muy bien. Nos encantó su Hamburguesa de vaca con queso raclette, cebolla caramelizada, pepinillo agridulce, todo dentro de pan brioche de mantequilla y acompañado de milhojas de patata con mayonesa de trufa.

Nos metimos en el Mercado de Ibiza para conocer el nuevo BarraCruda (tienen otro en Barajas). La verdad es que su Wonton de pato pekin, con pato laqueado bañado en su jugo y jengibre es adictivo.

Y acabamos este año gastronómico conociendo Llama Inn, el nuevo peruano (en Chueca) del que todos hablan. Nos gustó todo mucho, pero el Ceviche de atún con salsa ponzu, pomelo, naranja, pimienta sansho y aceite de oliva, nos noqueó.

Cuéntanos… ¿a cuántos de estos restaurantes has ido este año?, y según tu criterio, ¿cuáles nos han faltado? Somos todo oídos y tomaremos buena nota, mientras tanto ¡Feliz 2023 a todos/as!

Suscríbete AQUÍ a nuestra newsletter para que te enviemos al mail, cada semana, todos nuestros planes y recomendaciones gastronómicas.

David

Buena dentadura, estómago de hierro, casi dos metros y un metabolismo maravilloso... una máquina de comer. Alguien tiene que hacerlo, así que como y bebo como loco para después contártelo y que vayas a tiro hecho.

Deja un comentario

Suscríbete a
nuestra newsletter

Déjanos aquí tu email y te mandaremos un correo a la semana con todos nuestros planes gastronómicos recomendados.

error: ¡Vaya! Nuestro contenido está protegido