La wineresistance comienza a hacerse fuerte en Madrid, territorio copado por cervezas y vermuts en los últimos años, pero donde el vino se hace fuerte en algunos bares y restaurantes donde los wine lovers acuden en busca de alternativas y variedad, saliéndose de las cartas de vinos escuetas y reiteradas. Da igual que hablemos de vinos tintos, blancos, rosados, espumosos e incluso naturales (como ya te contamos aquí) porque la ola del vino se siente con fuerza en la capital con wine bars capaces de encandilar a todo tipo de público.

Anuncios

Hoy nos pateamos Madrid para descubrirte los tesoros enológicos que la ciudad esconde, desde potentísimas aperturas a cuidadas vinotecas, pasando por tiendas gourmet que demuestran origin.

De Ponzano a Retiro; de la Puerta de Alcalá a Lavapiés; de Argüelles a Gran Vía… Madrid vibra y bulle en una oferta que toca casi todos los palos, perfiles y, evidentemente, con algo que echarse a la boca a la altura de estos bares de vinos con los que recorrer la capital entre tragos y bocados.

Coalla Gourmet

Desde Asturias con amor y sabor llega Coalla Gourmet, con casi siete décadas de historia, escritas siempre con los mejores productos en una tienda delicatessen donde el vino presenta más de 1.500 referencias de compra (que puedes pedir con descorche gratuito en el propio local) internacionales, nacionales y muchas de ellas nunca vistas en España.

C/ Serrano, 203.

Palo Cortado

¿Qué fue antes: el wine bar o el restaurante? Esta duda existencial nos obliga a hacer una parada en Palo Cortado, el templo que Paqui Espinosa ofrece a los vinos de Jerez, llenando de referencias a la palomino fino su carta de vinos (más de 300, lo que para este perfil son palabras mayores) y también dando toques del sur a su propuesta gastronómica, de mesa baja y mantel, que es donde nos acercaríamos al terreno del restaurante, también teñido de guiños andaluces. Por cierto, no lejos de allí ha abierto Entretanto, una vinoteca donde también colmarse de Jerez.

C/ Espronceda, 18.

Taberna Entrevinos

Más de 400 de referencias de vinos claman desde Argüelles en otra de esas tabernas ilustradas, capaces de sorprender con su oferta gastronómica y con su despliegue enológico, dejando libertad en el copeo con otra veintena de referencias bien surtidas. Taberna Entrevinos es todo un clásico contemporáneo con 25 añitos y fuera del recorrido habitual de la capital, por lo que siempre es una opción segura.

C/ Ferraz, 36.

Berria Wine Bar

Si Disneyworld fuera un wine bar, sería Berria, que emula el ambiente de los grandes bares de vinos de Londres y Nueva York, pero con vistas a la Puerta de Alcalá. Más de 1.600 referencias en perfecto estado de revista y 60 vinos por copas, todo ello con un plantel estelar de siete sumilleres de dilatada experiencia en alta restauración y cuyos vinos incluyen rarezas como vinos de Jerez de principios del siglo XX o los legendarios vinos dulces franceses de Château d’Yquem. Un local para quedarse a vivir.

Plaza de la Independencia, 6.

La Fisna

Superan las 60 referencias en vino por copas, albergando además otras 600 etiquetas más en vinos por botella para consagrarse como meca del wine lover en Lavapiés. Los responsables de La Fisna, que tomaron el local hace más de 10 años, le dieron un lavado de cara haciendo de este espacio un lugar donde caben vinos de toda índole y condición, todos ellos disfrutables en la propia taberna (a precio de tienda y con un descorche de 4 euros). Otro de los imprescindibles.

C/ Del Amparo, 91.

La Antojá

Es el hot spot del vino si uno se acerca a la Glorieta de Bilbao, donde en la calle Palafox espera Belinda Muñoz, la mujer orquesta detrás de esta coqueta pero bien surtida vinoteca. Para disfrutar los vinos allí mismo o, a modo de tienda, para llevártelos a casa. El precio es amable, Belinda encantadora, el local no tiene ínfulas de impresionar y la carta de vinos por copa está en permanente rotación, así que es difícil cansarse de La Antojá.

Anuncios

C/ Palafox, 1.

Angelita

Como cantarían Héroes del Silencio, “entre dos tierras estás” porque Angelita es a la vez coctelería (en la planta sótano) y wine bar y restaurante (en la primera planta), oficiando David Villalón en la brega enológica. Carta rotatoria de casi 70 vinos por copas (imposible casi cogerles cariño) y una bodega de más de 500 etiquetas (más del 60% internacionales) se encargan de atraer al centro a los que buscan algo diferente en cuanto a vino.

C/ De la Reina, 4.

Taberna Averías

Refugio del que busca algo de imaginación en el vino cuando se trata de hacer Ponzaning, dando la posibilidad de abrir alguna de sus más de 400 referencias entre internacionales y nacionales, tanto para entendidos como para aquellos que buscan complicarse poco. Taberna Averías es una opción ideal en la calle de moda y con una terraza coqueta donde disfrutar del vino y del ambientazo a partes iguales.

C/ Ponzano, 16.

Taberna Laredo

Volvemos a plantarnos en la dicotomía de qué fue antes: la barra o el restaurante. Aquí topamos con una sala de muchísima solvencia, pero la barra nunca ha sido baladí en esta casa familiar con más de 300 referencias de vino, muchísimas de ellas de vinos franceses infrecuentes en la capital, y con una trayectoria intachable para tres hermanos (David, Miguel y Javi) que ya conseguían que la gente peregrinase a Retiro antes de que Laredo se pusiera de moda.

C/ Dr. Castelo, 30.

Propaganda

Italia se saborea por cortesía de Mattia Pierantoni en Madrid con sus Propaganda, cuyos dos locales ya se han convertido en las embajadas oficiosas del vino italiano en Madrid (aunque hay margen para otras zonas), presentando alrededor de trescientas referencias de vino. Evidentemente, Mattia hace patria con el vino (tanto en Chueca como en barrio de Salamanca), pero también hay cabida para notas francesas y españolas.

C/ Libertad, 12 | C/ Jorge Juan, 21.

DisTinto Taberna

Si estás buscando el maná enológico, Distinto es parada obligada en el barrio de Las Letras. Unas 300 referencias que tocan todos los palos de color, varias nacionalidades y prácticamente todas las denominaciones de origen españolas, salpicando además su oferta con una treintena de vinos por copas, y todo ello con una oferta gastronómica también a la altura de su vino. Otro imprescindible si estás por el centro.

C/ Duque de Medinaceli, 12.

Gota Wine

Los chicos de Acid Bakehouse dan la vuelta a su negocio durante la noche, donde surge Gota Wine, un wine bar de vinos naturales con 40 referencias por botella y una tarifa plana de cuatro euros para disfrutar sus naturales por copas. Dos blancos, dos tintos, dos orange y dos espumosos forman así esta avanzadilla desde el Barrio de las Letras donde la rotación está a la orden del día, a la vanguardia de los vinos naturales de Madrid, incluyendo etiquetas patrias pero también internacionales, incluyendo una rareza: Disobedience de Mythopia, un vino suizo de glaciar.

C/ Magdalena, 27.

Seguramente se nos escape alguna joya, cuéntanos… somos todo oídos.

Anuncios
Jaime

Jaime

Periodista, disfrutón y buscador de lo que hay detrás de un buen plato o un buen vino. Cuando no estoy entre copas o entre platos me limito a pensar dónde será la próxima aventura.

9 Comentarios

  • Rbk dice:

    La Caníbal en Argumosa
    Bendito vinos y vinilos en Mercado San Fernando.
    Picón (vinos canarios) en Mercado Vallehermoso

  • Thelino dice:

    Este tipo de lugares se distinguen de los demás y de tu propio hogar por la presentación que hacen de sus platos y, principalmente, por el lujo que desprenden los cubiertos y vajillas empleados para servir sus sabrosas recetas. También, el mimo en a elección de la mantelería y su combinación perfecta con los platos son aspectos a destacar de estos sitios tan exclusivos.

  • Marco dice:

    Doc wine bar falta seguramente en esa lista, un lugar verdadero de italia, tiene una selección profunda de vinos de todas parte de italia, y la calidad de la comida relacionada al precio es fenomenal! Silvia y Fabio los duenos son delicados y encantadores y se preocupan por sus invitados. La musica y la atmósfera tienen vibras que ningún otro bar de vino y enoteca tiene en Madrid.

  • FEDERICO BONANSEA dice:

    Vinoteca Vides, en Chueca, en el 12 de calle Libertad.
    Como curiosidad no tiene ni Riberas ni Riojas (acertada elección, que parece que el personal no supiese pedir otra cosa).
    Saludos y gracias por las recomendaciones.

  • Carlos Fedez dice:

    Cedrón Wine Bar en La Latina.
    Bendito en el mercado de san fernando.
    La Canibal en Lavapies. .

  • Filippo dice:

    Falta D.O.C. Wine Bar, auténtico templo de los vinos italianos con más de 400 referencias

  • Jonas dice:

    La Caníbal, gran ausente.

  • Moonlight dice:

    Yo echo en falta «Taberna Verdejo», que aunque cerraron en su antiguo local abrirán en otro local «pronto» (espero) y también la parte de bar de Lavinia.

Deja un comentario

Suscríbete a
nuestra newsletter

Déjanos aquí tu email y te mandaremos un correo a la semana con todos nuestros planes gastronómicos recomendados.

error: ¡Vaya! Nuestro contenido está protegido