Skip to main content

La gastronomía madrileña está on fire. Nos hemos acostumbrado a disfrutar de lo mejor, y ya no basta solo con lo bueno, cada vez que salimos queremos experiencias top que dejen huella. Brugal 1888 agita el panorama de la alta cocina y la alta gastronomía gracias a una iniciativa, El Ron Gastronómico, que vas a poder disfrutar en una veintena de restaurantes y coctelerías de la capital.

Para la elaboración de este ron gastronómico, la marca dominicana realiza un doble añejamiento. Primero se envejece en barrica de roble americano ex bourbon durante 8 años, y después, otros 6 años más en barrica de oloroso de Jerez, un vino que desde hace tiempo se ha hecho un hueco en la alta cocina internacional, y que le dota de matices únicos.

El paso del tiempo confiere a este ron una personalidad diferencial. Desprende aromas especiados a chocolate, café, canela y frutos secos, mientras que en boca se perciben las notas a caramelo y regaliz heredadas de la madera.

Esta combinación convierte al Ron Brugal 1888 en un ingrediente gastronómico muy versátil y lleno de posibilidades, que ni los chefs ni los bartenders quieren perderse.

De hecho, chefs de la talla de Quique Dacosta ya se unieron a esta iniciativa incorporando Brugal 1888 en su menú degustación, con el plato Flor de almendro con néctar de Brugal, elaborado especialmente para su restaurante de Denia.

Ahora los mejores fogones y las mejores cocteleras de toda España (Bilbao, Asturias, Andalucía, Valencia, Cataluña…) y por supuesto, en Madrid, participan en El Ron Gastronómico (disponible hasta final de año), diseñando un menú o una tapa especial para esta ocasión.

Coctelerías como Salmón Gurú, Angelita, Viva Madrid, o restaurantes como Ramsés, Terraza Cibeles, Abascal, Raimunda, Torcuato, A´Ollo, Entre Santos, Gymage, Bombastic, NH Suecia o Rocacho, entre otros, cuentan con sus propuesta de autor, como el cóctel del restaurante Abascal a base de ron Brugal 1888, amontillado de Jerez, miel, zumo de lima, pulpa de fruta de la pasión, un dash de angostura y unas hojas de hierbabuena (fresco, cítrico y dulce) maridado con la tapa de Ragú de tendones, cigalas y mollejas con emulsión de marisco.

Un tándem premium, presentado sobre un bajo plato de madera (esto encaja a la perfección con los matices gastronómicos del Ron Brugal 1888), a la medida de los que no se conforman con lo de siempre.

En este enlace puedes hacerte con tu botella de Brugal 1888, aquí mismo puedes ver fichar los locales participantes y elegir el tuyo, o seguirles a través del hashtag #Brugal1888ElRonGastronomico.

Suscríbete AQUÍ a nuestra newsletter para que te enviemos al mail, cada semana, todos nuestros planes y recomendaciones gastronómicas.

Sandra

Periodista made in Madrid. Enamorada del chocolate y del café. Como con los ojos y odio las calorías. Muy fan del salmón. Busco tesoros culinarios.

Un comentario

  • Alfonsito dice:

    Guau, Sandra. Me has dejado flipado con lo bien explicado y redactado que está este artículo. Mis enhorabuenas.

    Yo también soy un gran fan del ron brugal 1888. Su sabor es intenso al principio pero muy sabroso al final. Es ideal sin lugar a dudas para usar en cócteles, o al menos es el que uso yo :P.

    En un par de semanas me voy a Madrid de vacaciones, tomo nota de los sitios que recomiendas en este artículo para intentar pasarme por ellos. ¡Muchísimas gracias!

Deja un comentario

Suscríbete a
nuestra newsletter

Déjanos aquí tu email y te mandaremos un correo a la semana con todos nuestros planes gastronómicos recomendados.

error: ¡Vaya! Nuestro contenido está protegido