Desde pequeños, Juan, Iria y Álvaro, correteaban entre los sacos de café. “Lo tomábamos hasta en el biberón”, cuenta entre risas Álvaro Rodríguez, actual director comercial y tercera generación de Cafés La Mexicana. La familia Rodríguez lleva a sus espaldas 130 años de vida tostando y cuidando del buen café en sus 16 tiendas de Madrid, Talavera de la Reina y León.

Anuncios

Tres generaciones han mantenido esta marca, pionera en introducir los cafés de especialidad en nuestro país hace 30 años, y este año, para celebrar un aniversario que pocos llegan a cumplir, lanzan Bravío, un café único en el mercado añejado en barricas de ron. Un auténtico hito para la marca, y un producto muy goloso para los más sibaritas.

Desde el puerto de Hamburgo o Barcelona, desembarcan los cafés de medio mundo  para llegar a este tostadero madrileño, donde posteriormente se tuestan de forma artesanal: “Si hablamos de orígenes puros o cafés de especialidad, vendemos 7, pero también contamos con Bravío y otras referencias de café en grano, blends propios y cafés de ediciones limitadas. Además está nuestro famoso café de Navidad. Solo disponible en esas fechas. Un clásico.”, nos cuenta Álvaro.

Entre “genuinos”, “supremos”, categorías “AA” y números de criba, los sacos de café procedentes de Etiopía, Guatemala, Colombia, Zambia… ponen a prueba el ojo clínico del equipo de Cafés La Mexicana. Es la magia de trabajar con un producto estacional y dependiente de condiciones climatológicas, e incluso políticas. “No variamos de productores, trabajamos con aquellos que nos pueden abastecer, tanto en Fanático, como en nuestras tiendas”.

Lo que nunca falla son los más de cuarenta años de experiencia de Víctor, el maestro tostador encargado de que en 12-15 minutos el café verde cobre vida. Una vez cogido “el punto” adecuado, la explosión de granos tostados reposa de forma natural y llega a los silos que conectan directamente con el empaquetado, listo para ser distribuido en tiendas y a cliente final.

Tanto el cliente como La Mexicana han sabido adaptarse a los obstáculos de la pandemia. “Durante el confinamiento aumentamos un 500% nuestras  ventas online. Toda la gente que iba a nuestras tiendas empezó a comprar a través de nuestra web”.

Desde luego, no deja de ser llamativa la profunda transformación del mercado cafetero si lo comparamos con la primera tienda que abriera, en el año 1890, José Rodríguez en la calle Preciados de Madrid.

130 años son muchas tazas de café. Esto merece una auténtica fiesta y en todos los cumpleaños hay un protagonista. En esta ocasión es Bravío el que se lleva todas las miradas: una edición limitada de café colombiano de la región de Caldas, en el centro del país, que ha sido envejecido en barricas de ron durante 3 meses. Un café singular, único en el mercado, destinado a los que buscan productos diferentes. “El proceso es tan original que solo lo tenemos nosotros. No puedes comprar en ningún otro lugar un café como este. El coste (54 euros) es ese por el proceso, por las barricas de ron y el embotellado manual. Las hacemos una a una y empleamos más de 1 hora por botella” matiza Álvaro Rodríguez.

La edición del café Bravío cuenta únicamente con 500 botellas, y busca ser “el maridaje perfecto entre café, ron y tiempo” como reza en la etiqueta.

Eso sí, no es un café de desayuno. Guarda un fondo amable a alcohol -aunque no lleva ni gota- con sabores claros de barrica, añejos y avainillados, sin eclipsar el cuerpo del café. Es sin duda ideal para taza corta y un gran paladar disfrutón.

Puedes reservar un microtueste de Bravío tanto en su página web como en sus tiendas de café o en su cafetería de especialidad Fanático (C/ Alfonso Gómez, 15).

Anuncios
Sandra

Sandra

Periodista made in Madrid. Enamorada del chocolate y del café. Como con los ojos y odio las calorías. Muy fan del salmón. Busco tesoros culinarios.

Deja un comentario

Suscríbete a
nuestra newsletter

Déjanos aquí tu email y te mandaremos un correo a la semana con todos nuestros planes gastronómicos recomendados.

error: ¡Vaya! Nuestro contenido está protegido