Mira que llevamos, desde enero del 2013, catando proyectos gastronómicos de todo tipo. Pues bien, tras conocer (la semana pasada) la espectacular taberna de la que te hablamos esta semana, podemos asegurar que sin duda es de los más sorprendentes y atractivos que hemos visitado en mucho tiempo. Te hablamos de un recién llegado a Madrid, Bar Manero.

Anuncios

Definir en pocas palabras lo que han hecho Carlos Bosch (creador del proyecto) y Raquel Giménez, es muy complicado. Por intentar sintetizarlo, se podría decir que Bar Manero es una propuesta muy singular, un bar neoclásico, donde vas a poder disfrutar de excelente tapeo en un ambiente sofisticado.

Raciones y tapas de toda la vida, croquetas, salazones, conservas, bocata de calamares, bravas… picoteo informal, pero puestas «al día» y con muy buen nivel. Con la especial característica de que para todo lo que son productos, Bosch ha ido por toda España eligiéndolos y/o elaborándolos con los propios productores, en conjunto. El resultado de estos productos con la etiqueta «Manero» no puede ser mejor.

Todo ello, dentro de un espacio impresionante (con el sello de Lázaro Rosa-Violán), donde se ha cuidado cada detalle para que la experiencia del cliente sea de 10. Desde el suelo con sus mosaicos de mármol, hasta la barra, pasando por sus lámparas o sus moquetas, sus cortinas de terciopelo,  y sus diferentes espacios, funcionales y sofisticados a la vez, tarea no fácil de conseguir.

Te contamos ya mismo la parte que aquí más nos concierne, la gastronómica. Empezamos nuestra experiencia en Bar Manero como tiene que ser, con su mítica Ensaladilla Manero, sobre un crujiente de pan de aceite. De las mejores que hemos probado en Madrid.

Cambiamos de tercio, y nos animamos con una Ensalada de tomate «selección» con piparras y aceitunas, acompañada de una ventresca de bonito Manero. Todas las conservas que vas a encontrar en Bar Manero han sido elaboradas con conjunto con José Peña.

Seguimos con más productos del mar, con unas Navajas en aceite de oliva, y unas Quisquillas de Santa Pola (marca de la casa).

Seguimos con una de croquetas. Croquetas de jamón ibérico, y Croquetas de rabo de toro. Desde luego, un must en Bar Manero. Suculentas, cremosas y pero que muy sabrosas.

Steak tartar Manero, con el puntito justo de picante, y acompañado de dos tipos de mostaza, que pasa del tirón a nuestro ranking con los mejores que nos hemos comido en Madrid.

Después, un plato imprescindible, el Lobster Roll de Manero, con cangrejo real y bogavante. El pan, un brioche de mantequilla elaborado por un tipo que sabe mucho de esto, John Torres.

Más tema. Luego cayó el Bocata de calamares (super tiernos), y el Canelón de la madre de Carlos, receta de la madre de Carlos Bosch. De los más solicitados en su carta. No extraña.

Por último, acabamos nuestra comida en Bar Manero con el Pepito de Solomillo de ternera Manero. Una auténtica locura, pan con mantequilla, y unos solomillos que se deshacen en la boca.

De postre, nos atrevimos con tres elaboraciones. la Tira de chocolate Manero, la Torrija con helado de vainilla (con brioche de Triticum), y el Flan de queso. No podría decantarme por ninguno de los tres.

Es motivo de gran alegría poder contar con un lugar como Bar Manero en Madrid. El cuidado y el cariño que han puesto en cada uno de los detalles de este local, tanto en su decoración como en su oferta gastronómica, hacen de este proyecto un serio candidato a ser una taberna de referencia a la hora no solo de irse de tapas (de nivelón), sino también para todos los amantes de la compra de productos de calidad, ya que aquí todo lo que ves, o pruebas, te lo puedes llevar a casa. Tapas, raciones, conservas, marisco, ibéricos, salazones, o incluso platos de cuchara…; y en la parte líquida, vinos de toda España (ojo al Vermouth elaborado en Sanlucar, o a su Champagne), y una coctelería muy interesante, con una relación calidad precio muy correcta. El ticket medio, comiendo y bebiendo en condiciones, rondará los 40-50 euros por persona.

Según salgas por la puerta de Bar Manero, querrás volver y volver sin parar, como nos ha pasado a nosotros. ¡Larga vida al Bar Manero!

Nota: cuando vayas al baño, te echarás unas risas garantizadas (ahí lo dejo).

Por si quieres seguirles la pista en Instagram, aquí mismo te dejamos el perfil de Bar Manero.

C/ Claudio Coello, 3.

Anuncios
David

David

Buena dentadura, estómago de hierro, casi dos metros y un metabolismo maravilloso... una máquina de comer. Alguien tiene que hacerlo, así que como y bebo como loco para después contártelo y que vayas a tiro hecho.

Un comentario

Deja un comentario

Suscríbete a
nuestra newsletter

Déjanos aquí tu email y te mandaremos un correo a la semana con todos nuestros planes gastronómicos recomendados.

error: ¡Vaya! Nuestro contenido está protegido