Quien me conoce, lo sabe, soy un activista en contra de la zona de confort y del hecho de vivir con miedo. Creo que en gran medida, el secreto de la felicidad reside en no dejar que el miedo al cambio te venza, así que ahí ando, desde hace 2 años luchando con él cada día… de momento le voy ganando. Por eso, cuando supe que Royal Bliss organizaba una nueva Bliss Experience con Emilio Duró (soy muy fan de su forma de entender la vida), supe que tenía que estar allí en primera fila.

Y así fue, el pasado viernes día 7 de Julio, en el Hotel Only You Atocha, tuvo lugar una de esas experiencias que se te quedan grabadas a fuego para siempre, y créeme que lo digo de corazón. Te cuento en qué consistió esta Bliss Experience.

Maridaje Royal Bliss Emilio Duro 01

Según llegamos, nos tomamos un primer gintonic para entrar en calor y preparar el cuerpo para lo que tocaba, y según acabamos entramos en una preciosa sala, en la planta inferior del Only You, donde iba a tener lugar la experiencia.

Maridaje Royal Bliss Emilio Duro 02

Esta Bliss Experience estuvo dividida en dos partes. La primera, la comida, en la que nos iban a presentar 4 platos, cada uno maridado con un Royal Bliss diferente, según los sabores y notas de cada plato, y la segunda, una increíble charla del coach Emilio Duró en la que habló de muchísimas cosas, pero sobre todo, de optimismo, pasión y felicidad.

Maridaje Royal Bliss Emilio Duro 03

Empecemos con la parte de la comida maridada con Royal Bliss, te cuento en qué consistió. Primer plato, Ensalada de lechugas con albahaca tailandesa, regado con vinagreta se sisho, guacamole de tobiko y gambón en tempura. Como maridaje, Royal Bliss Creative Tonic Water, para un primer gintonic clásico, cítrico, refrescante.

Maridaje Royal Bliss Emilio Duro 04

Segundo plato, Tiradito de corvina, con leche de tigre con base de maracuyá, de nuevo un plato fresco. con un segundo gintonic, esta vez más intenso, con Royal Bliss Exotic Yuzu Sensation.

Maridaje Royal Bliss Emilio Duro 05

Y el tercer plato fue Sobrecostilla de Wagyu, con salsa “trotamundos” y patata asada, el peso pesado, esta vez con un combinado más especiado, con whisky y Royal Bliss Irreverent Ginger Ale, con notas de jengibre.

Maridaje Royal Bliss Emilio Duro 06

De postre, una Mousse de chocolate con su crujiente y polvo de oro, con emulsión de fruta de la pasión con aceite de oliva. Y para acabar, un combinado más afrutado, Royal Bliss Berry Sensation, con notas a frutos rojos, melocotón y albaricoque.

Maridaje Royal Bliss Emilio Duro 07

Y después de esta demostración de cómo se puede salir de la zona de confort, y maridar perfectamente una comida completa a base de Royal Bliss, llegó el esperado speech del amigo Emilio Duró, que me hizo pensar (y mucho) pero también reír, y hasta llorar de emoción. Fue una charla única de esas que dejan poso, de esas que remueven conciencias y te hacen querer atreverte con todo la vida, y así salí yo de allí, con un subidón que aún me dura, y que espero que nunca se me pase.

Maridaje Royal Bliss Emilio Duro 08

Grande la comida, grande el maridaje, y grande Emilio Duró… Quiero más, quiero mucho más… ¿para cuando la siguiente Bliss Experience?

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.