EL 30 SEPTIEMBRE CIERRA PERMANENTEMENTE

Hacía ya más de 4 años que no visitaba Sudestada, de hecho, lo hice antes de crear el blog, sin cámara, ni bloc de notas, ni intención de dedicarme a esto. Y si te soy sincero, parte de culpa de la creación de este sarao tuvieron en su día Pablo Giudice y Estanis Carenzo (los creadores de este proyecto) provocando en mi sensaciones gastronómicas que nunca antes había sentido. Así que desde aquí, empiezo con un gran GRACIAS a estos dos máquinas por el granito de arena que sin saberlo pusieron para que naciera Con El Morro Fino.

Y es que estos dos argentinos son los artífices de varios proyectos de los que estamos muy enganchados, Chifa, Picsa, Perro Bar… y por supuesto, su buque insignia, el que nos ocupa hoy, Sudestada.

sudestada madrid_12

Se trata de un pequeño local, sencillo, muy neutro, una carta no demasiado extensa, y un servicio de sala muy pro (capitaneado por la jefa de sala, Francine Nusbaum, bien entrenado y conocedor de cada detalle de cada plato. No en vano los amigos de Sudestada llevan explicando los platos desde antes que nadie en Madrid. Aquí todo funciona a la perfección, y está pensado al milímetro para el disfrute del cliente.

Y como lo que queríamos era precisamente eso, disfrutar a muerte, fuimos a por lo que pide la mayoría de los clientes de Sudestada, según nos cuentan, su Menú degustación de 8 pasos que te contamos ya mismo.

Empezamos el viajazo con un par de cócteles (marca de la casa) del bartender Gintas Arlauskas, un London Collins y un Med Collins (versión mediterránea) con limones marinados, y ginebra con azafrán. Bien refrescantes, perfectos para abrir el apetito.

sudestada madrid_15

Y con la boca bien fresca, seguimos con algo igualmente fresco. Yum Neua, una ensalada de calabaza, chirivías, zanahoria y pepino, con una vinagreta brutal de Nam Prick, y con arroz negro glutinoso tostado por encima.

sudestada madrid_01

Shuiyiao, dumplings de trigo Bio, rellenos de cerdo ibérico y langostinos, por debajo, col blanca, soja dulce y mostaza verde. Mira que ha proliferado este plato en las cartas de medio Madrid… bueno, pues este es de los que definitivamente SI.

sudestada madrid_02

Nem número 6, rollitos vietnamitas hechos de papel de arroz frito, rellenos de cerdo ibérico, carabinero y setas. Sobre la lechuga, se ponen las hierbas (rúcula, cilantro, berro, albahaca y menta), luego la remolacha y por último el rollito, se cierra y a mojar en la maravillosa salsa que lo acompaña. Nadie como ellos para explicártelo y hacer que te lo goces.

sudestada madrid_03

Sopa ácida, un caldo de cangrejos, berberechos, judías pochas, okra frita, cilantro y eneldo. Si la queremos más picante añadimos chile rojo encurtido, y si la queremos más ácida, exprimimos un poco de lima. Yo la quise más picante y más ácida, y me supo a auténtica gloria.

sudestada madrid_05

Llegados a este punto, pedimos un tinto, y nos sorprendieron (de nuevo, sí) con La Huesuda 2013, un vino 100% rock and roll y 0% sulfitos, del cantante Ariel Rot. Un vino natural mezcla de monastrell, garnacha y syrah, color púrpura, limpio, delicado, nos gustó mucho.

sudestada madrid_06

Samosas, masa de trigo, rellena de curry jaipur de garbanzos (bastante suave), que viene acompañado de un kefir de menta, que se toma tras la samosa, para limpiar el paladar.

sudestada madrid_07

Codorniz tandoori, codorniz label rouge hecha en josper, servida con una ensalada de pak choi, frambuesa liofilizada, lenteja de puy y coliflor tostada, con arroz jamín para acompañar.

sudestada madrid_08

Y entonces, para rematar, llegó ÉL. El plato que, posiblemente, fue el que más nos gustó de la comida en Sudestada, el Curry de carrillada, hecho con carne de vaca madurada, patata confitada, crema de coco, guindilla roja, y pasta de pipa de calabaza. Esto, queridos, es un espectáculo. He comido currys en Tailandia que no me han emocionado como este, ahí lo dejo.

sudestada madrid_09

Y dos postres, el primero, la Banana caramelizada, con helado de matcha, granita de pomelo y crocante (masa brick con eneldo).

sudestada madrid_10

Y para acabar este homenaje con marca Sudestada, un postre con piña, leche de almendras con la semilla de albahaca, almendras cocidas, pepino en almíbar, cassis y sorbete de cassis.

sudestada madrid_11

En resumen, una comida de muchos quilates, llena de matices, sabores, recuerdos (al menos en mi caso y por mis viajes al sudeste asiático), técnica y sobre todo, de mucho talento, la que nos ofrecen en Sudestada. Un menú degustación de 8 pasos por 50 euros por persona (sin bebidas), un precio que nos parece incluso bajo, para lo completa y gratificante que es la experiencia. Volveremos a por más, a por mucho más… ¡a seguir así compañeros!

Para que les sigas la pista (si es que aún no lo haces), te dejamos su web, Facebook, Twitter e Instagram.

C/ Ponzano, 85

915 334 154

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.