Salir por Madrid a comer o cenar en algún local, y tener una experiencia gastronómica completa depende de muchos factores, el mercado está plagado de nuevas propuestas muy interesantes y satisfactorias, pero en ocasiones no terminas de encontrar ese local íntimo sin renunciar a una buena decoración, con una cocina sencilla pero sin renunciar a la calidad, y con un ambiente acogedor pero sin dejar de ser elegante.

En el barrio de las letras se ha instalado un local que cumple todos estos requisitos y que, básicamente, enamora por su aparente sencillez y auténtica elegancia, el sitio ideal para dejarse enamorar por una gastronomía  sin pretensiones de alta cocina pero con el mismo efecto en nuestro paladar, y un ticket muy equilibrado.

Os hablamos de GANZ.

GANZ fachada barrio letras

Si hay algo que llama la atención del restaurante GANZ es el contraste entre lo sobrio de su fachada y la elegancia de su decoración interior que, sin ser apabullante, uno como fotógrafo no puede evitar pensar en que allí se podrían hacer fotografías muy interesantes. Y claro, luego viene la sorpresa cuando te dicen que no eres el primero que lo piensa, y que algunas revistas ya han escogido alguno de sus rincones para hacer fotos.

GANZ comedor GANZ baños estilo clase

El resto del local es amable y acogedor, muy luminoso (a pesar de estar en el barrio de las letras) y con algunas zonas apartadas para comidas o cenas de grupo. También tienen una zona para eventos y exposiciones en el piso inferior, lo que hace a GANZ más interesante si cabe.

GANZ comedor barrio letras GANZ reservado privado barrio letras

Tienen un menú del día por 12 Euros (de martes a viernes) que cambian una vez por semana, un brunch los fines de semana por 18 Euros, y una carta que cambian dos veces al año, y cuya principal virtud es que apuesta por platos que regresan al origen de los alimentos, es decir, no tienen elaboraciones excesivamente complicadas pero sí tienen todos ellos un toque personal que los distingue.

GANZ carta

Nuestro primer plato fue una Burrata con tomate, albahaca y aceite de trufa blanca. La palabra para definir esta burrata es “increíble”, posiblemente (y hasta la fecha hemos probado otras burratas) la mejor que hemos probado en todo este tiempo, y ya no solo por los tres aliños que la acompañan (una vinagreta de modena con aceite de oliva, aceite de albahaca y el aceite de trufa blanca) sino por la cremosidad de la propia burrata y la calidad del tomate (nuestra eterna lucha porque los locales utilicen tomate de calidad, se vio recompensada).

GANZ burrata tomate albahaca helado aceite trufa

¡Ah! Se me olvidaba, unas copitas de vino para acompañar, esta vez nos dejamos recomendar, y acertamos.

  GANZ vino blanco LIBALIS GANZ vino tinto garnacha olvidada

De segundo, un Foie mi-cuit casero, con higos secos y nueces. Mucho ojo con este plato, porque la mezcla de los tres productos es impresionante, y de hecho tienen un publico de origen francés que va allí a menudo a comer, y siempre se piden este foie. MUY recomendado.

GANZ foie casero mi-criut higos nueces

  GANZ foie casero mi-criut higos nueces 2

Seguimos con uno de los buques insignia de la carta de GANZ,  como son estas Carrilleras de ternera rellenas de foie con setas shiitake y bambú. Están estofadas en vino tinto, canela y romero, para rellenarlas después con foie… os podéis imaginar nuestra sorpresa cuando esperábamos otra presentación y apareció este plato tan rico. Ya sabéis que nosotros somos muy carnívoros, pero intentando ser lo más objetivos posible, este plato es uno de las carnes más ricas que hemos comido últimamente: muy bien cocinada, sabrosa y con el toque del foie por dentro… especial.

  GANZ carrillera foie vino canela bambu champiñones GANZ carrillera foie vino canela bambu champiñones 2

Acabamos con los postres, dos tartas caseras, un Cheesecake con frambuesas naturales y una Tarta de chocolate con naranja, ambas muy ricas y con el punto de que no tienen nunca un postre que no hayan elaborado ellos, y siempre van rotando, cambiando de tartas. Destacamos la tarta de chocolate con naranja, porque tenía un sabor muy presenta a naranja, nos recordó a esos palitos tan ricos de corteza de naranja rebozada en chocolate, algo diferente y bien hecho.

GANZ tarta chocolate naranja casera GANZ tarta queso frambuesa casera

Disfrutar de la cocina de GANZ te puede salir por una media de 30 Euros si pides de carta, y nos parece bastante equilibrado tanto por la calidad como por la cantidad de cada plato. Desde luego, uno de esos locales que repetiremos.

GANZ tarjeta

Aquí tenéis su web y su Facebook.

C/Almadén 9, esquina San Pedro

911733937

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.