Resulta que los chicos de Sudestada, (al que por cierto, aún no hemos ido y nos morimos de ganas), Pablo Giudice y Mariano Gargiulo, han ampliado horizontes, y además de su “Fina Comida Asiática” y de su otro negocio, Chifa, han abierto hace poco una pizzería con carácter argentino, en la misma zona de Chamberí, su nombre es Picsa.

Picsa_2

Nosotros antes de conocer conceptos pizzeros como este de Picsa, (o el de La Pizzateca del que os hablábamos hace unas semanas), éramos de los que a la hora de tirar de pizza, nos gustaba más bien una masa algo más “a lo romano”, más fina, por aquello de que supuestamente llenan menos.

Pero después de probar estas pizzas, nos quedamos con este tipo de masa, que gracias a su ración extra de fermentación, son gruesas, pero super esponjosas y ligeras. Una masa parecida a la del pan, con una base muy crujiente.

Picsa_13

En cuanto al local, Picsa tiene cierto aspecto industrial, con mucho blanco y lámparas grandes, pero lo que más nos gustó es por un lado su luminosidad, ya que hace esquina y tiene unas grandes ventanas que permiten la entrada de luz, y por otro su horno de leña de encina, un pedazo de horno que preside la entrada al local y te hace prever lo buenas que van a estar las pizzas.

Picsa

Pasamos al lío, que seguro que es lo que más os interesa.

Eramos 4 personas, y tomamos un par de cervezas La Virgen, y un par de copas El Gran Cerdo, un vino sobre el que por cierto, si no conoces la historia, te comento que se trata de un vino “dedicado a los banqueros”, merece la pena que le eches un ojo a este enlace.

Para ir abriendo boca, nos trajeron un aperitivo, que era un Paté Picsa, hecho por ellos, con higados de pato, cerdo y boletus, sobre unas finas tostas de pan crujiente, muy correcto.

Picsa_4

Y de entrante, tienen 8 opciones a las que llaman Mezze Porteño, desde escabeches, ensaladas o sardinas. Nosotros nos decantamos por una Fainá a la Nuñez-Fernández, que viene a ser como una “farinata italiana”, una masa hecha con harina de garbanzos, en este caso con carne cruda-curada (en plan carpaccio), y con vinagreta de PX y una buena cama de rúcula (tal vez demasiada para nuestro gusto), un entrante original sin duda, nunca lo habíamos probado, y nos gustó bastante.

Picsa_5

Y después, pasamos a hincarle el diente a las pizzas. También tienen 8 tipos diferentes, nosotros pedimos dos grandes, para compartir (se dividen en 8 porciones), cada una dividida en dos partes, para probar así 4 sabores diferentes.

Picsa_3

Todas las pizzas tienen, por lo visto, una mezcla secreta de quesos que sustituye a la típica mozzarella. Estas fueron las elegidas:

La primera que nos trajeron fue una con mitad de Fugazza con queso, cebolla dulce, cebolla roja, queso Picsa y aceituna negra, y mitad de Napolitana, tomate, queso Picsa, tomate cherry, berenjena asada, ajo arrebatado, albahaca y aceituna arbequina. La Fugazza nos encantó, a mi personalmente fue la que más me gustó sin duda.

Picsa_7

Picsa_6

Picsa_9

Picsa_8

Y la segunda, con mitad de queso azul y setas, tomate, queso Picsa, gorgonzola y trompetas de la muerte, y mitad de Calabresa, tomate, queso Picsa, chorizo picante, provolone, piparras en vinagre, perejil y aceituna negra. Muy buenas ambas también, y lo mejor de todo es que no terminas con sensación de saciedad, ni mucho menos. Entran tan bien que podríamos habernos comido otras dos más…

Picsa_1

Picsa_12

Salimos a 17 euros por persona, un precio más que asequible, para la propuesta, la calidad de las pizzas, y el atento y amable servicio que recibimos.

Ojo, no admiten reserva, por lo que te recomendamos que vayas media hora antes de la que viene a ser hora punta, en el caso de las comidas, si váis a las 13.30 en principio no tendrás problema, si llegáis a las 14.30 tendrás que esperar seguro. Si lo prefieres, puedes llevártela a casa, que nos parece una opción también muy interesante.

Aquí tienes su Twitter y su Facebook.

C/ Ponzano, 76

915 341 009

PD. Si vais a probar estas pizzas, coméntale a Pablo que vas de parte del “Morro Fino”, que seguro que te trata incluso mejor que habitualmente.

7 Respuestas

  1. ADRIAN

    Nosotros después del post visto aquí de muchas referencias del lugar teníamos que probarlo…
    Y cual fue nuestra sorpresa, de ir con miedo debido a que nos decían que seguro que íbamos a esperar mucho tiempo, en 25 estábamos en la barra sentados para cenar, pero esto fue lo mejor, ya que un lugar que quiera adoptar el nuevo concepto de cocina vista debe ser super cuidadoso y limpio, cosa que no ocurre aquí.
    Y por otro lado una Picsa de 25 € no puede estar sobre cargado solo de tomate y sobre todo de muchisimo orégano, con una masa que al cambio de temperatura no se vuelve agradable, un lugar que no me ha dejado un buen saber de boca!!!

    Responder
  2. Ruth

    A mi sin embargo me gustó mucho. Las pizzas (perdón, picsas) tienen un tamaño normal, pero la masa es esponjosa y ligera y las cargan muchísimo con los ingredientes, que por otra parte son de primerísima calidad.Además como te dejan combinar 2 variedades por pizza probamos 4 distintas.Éramos 4 y cenamos genial, repetiremos. Gracias morrofino por la recomendación de llegar prontito, a las 9 no esperamos nada pero a las 10 había cola para sentarse.

    Responder
  3. Espacio Madrid

    Nosotros fuimos y bueno no están mal, pero son no para tirar cohetes… Pizzas buenas como en muchos sitios de Madrid.

    El tamaño es algo pequeño en cuanto al precio,25€ por una pizza tamaño mediano… no se yo…

    La Fugazza no nos conquistó, no sería una que yo recomendase, pero en cambio, nos gustó bastante la de morrones y rúcula 😀

    bonitas fotos!
    Raquel

    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.