Pues resulta que habíamos pasado cientos de veces por la puerta de Mérimée, en plena calle Fuencarral, y sabíamos de su buen hacer con el tema de la coctelería, porque un amigo (ex de LeCabrera) estuvo sirviendo cócteles aquí durante un tiempo.

meri13

Ya era hora de probar su nueva carta, nos habían hablado muy bien de algunos de sus platos, y teníamos mucha curiosidad por ver cómo había evolucionado un local en el que el concepto al inicio era totalmente diferente.

meri2

El local tiene una decoración muy cuidada, con aires neoyorkinos, con una planta principal decorada con grandes espejos y originales lámparas; y una inferior, con más neón, paredes blancas y luces indirectas. En ambas puedes tanto comer como tomar cócteles.

meri12

Según nos contó Herbert, que nos atendió con mucha amabilidad durante toda nuestra comida, Mérimée no fue concebido realmente como el Gastrobar que es actualmente, pero el mercado les ha llevado en esta dirección.

Nos dejamos asesorar por él y sus compañeros, y el resultado fue el siguiente.

Como aperitivo, y para ir abriendo boca, nos trajeron una Crema de queso con ají. Unas bolitas frías con mezcla de queso, presentadas en plan “madalena”. Tal vez hubiéramos preferido que estuviese caliente, pero aun así estas pelotillas estaban buenas.

meri1

Después, llegó el Queso camembert crujiente con salsa de moras. Esto ya nos emocionó bastante más, la mezcla del camembert con la salsa es ir a tiro hecho. El rebozado nada grasiento, muy bueno en general.

meri3

Era el turno del Pollo crujiente marinado en miel, mostaza, sésamo y lima. Con una cama de patatas paja, este pollo nos gustó mucho. Los toques a miel y cítricos hacían que las tiras estuviesen muy sabrosas, y tiernas.

meri5

Y como último entrante, nos trajeron el Ceviche de lubina y fruta de la pasión con tostada multicereal. Este es sin duda uno de nuestros preferidos, muy buena la combinación de la lubina macerada con el jugo de la fruta, y el crujiente de la tostada de cereales, un gran acierto. Para nosotros es la joya de la corona en Mérimée.

meri4

Hablemos de los principales. El primero en llegar fue este: Huevos rotos con jamón ibérico y paté de trufa. La “morro fino” que lo pidió comentó que el ibérico le hubiera gustado con algo menos de grasa, pero en líneas generales, muy bueno, y el sabor a trufa muy presente.

meri7

El Bacalao confitado con mermelada de tomate raf, pastel de morcilla dulce con habitas baby. Bien conseguido el punto del bacalao, y la mezcla con la mermelada. Tanto la textura como el sabor del pastel de morcilla dulce no nos terminó de gustar.

meri6

En cuanto a la Pizza Mérimée, nos pareció correcta. Mozarella, tomates secos, queso taleggio, pesto y rúcula, mucha rúcula, demasiada rúcula. El pesto abundante también.

meri8

Otro de los platos que merece especial atención es la Hamburguesa de atún con guacamole de mango y gambas. Le sobraba bastante rúcula, pero el punto del atún rojo estaba perfecto, y el guacamole de mango le sentaba de lujo. Esta es otra de nuestras recomendaciones en Merimeé.

meri15

Para los postres, optamos por dos, siguiendo la recomendación de Herbert.

Primero la Sangría de frutos rojos cabernet sauvignon con helado de vainilla de Tahití. Una delicia, un chupito fresco de frutas, con un toque muy sutil de vainilla.

meri9

Y segundo, el Carmen de Mérimée. Mousse de chocolate al 64% (ni más ni menos), crujiente de kikos, palomitas de maíz y bizcocho al vapor. El mousse muy logrado, y el bizcocho esponjoso, como debe ser. No terminamos de encontrarle el sentido a las palomitas, pero bueno, también cayeron.

meri10

Para acabar, Herbert nos propuso un cóctel suyo, el Original Herbert Fashion. Buenísimo.

meri11

La comida salió a 22 euros por persona. Hay que tener en cuenta que tanto el Ceviche como la Sangría de frutos rojos y el cóctel fueron invitación, y que aunque tomamos varios refrescos y cervezas, no pedimos vino.

No nos parece barato, pero teniendo en cuenta que tanto el producto como su presentación son muy buenos, la carta es muy completa (tendremos que ir a probar más cosas), el local es muy agradable, y la atención fue perfecta, tampoco nos parece caro.

meri14

Aquí os dejamos toda su info. Twitter, Facebook, web, dirección y teléfono:

http://www.merimeegastrobar.com/

Calle Fuencarral, 61

911 166 702

PD. Y como siempre, si visitas este local y te apetece, dile a Herbert o a Pedro que vas de nuestra parte. Así sabremos cuantos morros finos lo conocen gracias a nuestra recomendación. ¡Muchas gracias por leernos!

2 Respuestas

  1. Maria

    Una aclaracion ,ya que escribiis sobre gastronomia, es tomate RAF, con solo una F,. Creado en Almeria,RAF es la abreviatura del nombre de la variedad, Tomate resistente al fusarium. Quita glamour pero es lo correcto.

    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.