Confiesa, ¿qué es lo primero que se te viene a la cabeza cuando oyes la palabra “barra“? apuesto a que no es la de dominadas, sino la de hincar codo y darle a un buen vino y algo rico, eso sí, con una buena mano de charla, que si no, el concepto barra como que no termina de valer. Como buenos amantes del buen comer, y del comer en barra, hemos querido recopilar 23 de las mejores barras de Madrid, las que bajo nuestro prisma son imprescindibles. Hay de todo, tradición, vanguardia, y hasta rollos gamberros… nosotros proponemos, y como siempre tu eliges. ¡Dale!

A´Barra

Comenzamos este viaje por las mejores barras de Madrid con un básico. La barra de A´Barra, valga la redundancia, está separada del restaurante gastronómico, ha sido concebida para el disfrute de 22 comensales, y cuenta con un gran menú degustación de medio día. Juan Antonio Medina y su equipo lo bordan con platos que juegan con recetas clásicas, técnica delicada y emplatados muy elegantes.

C/ Del Pinar, 15.

Abarra Restaurante Madrid 02

Arima

La calle calle ponzano esconde algunas de las mejores joyas gastronómicas en barra de Madrid, y Arima, el proyecto de Nagore Aruazegies una de ellas. No es muy grande, pero todo lo que sirven en esta barra es maravilloso, desde sus más de 30 vermuts diferentes, pasando por sus brutales gildas, las croquetas de Stilton, la morcilla de Beasain con pimientos de pikillo, o sus mollejas de ternera con puré de patatas. Productazo y mucho cariño es lo que te vas a encontrar. Mención especial también a su recetario de cócteles.

C/ Ponzano, 51.

barra arima basque gastronomy

Kappo

Era de esperar que Mario Payán se superase en este proyecto. Kappo es sin ninguna duda una de las mejores barras de Madrid en la que no solo comer asiático, sino comer asiático con todo el conocimiento y la experiencia que su chef se ha traído de Kabuki, un estrella Michelín. El menú de 65€ es una demostración in situ de técnica de maestro. Una galería espectacular de nigiris, cortados y presentados delante del comensal (todo un espectáculo, por cierto), con base de arroz y con wasabi siempre incluido. Como barra, supera todas las expectativas con la soba de té verde con caldo dashi, el atún con salsa ponzu o el obligatorio dumpling de pollo con tofu y ajo negro.

C/ Bretón de los Herreros, 54.

Restaurante japones Kappo_01

Álbora

Si sabes escoger bien el producto, ¿para qué complicarte con filigranas? Álbora controla a la perfección ese equilibrio entre la calidad, el precio y el sabor, gracias entre otras cosas al pedazo de equipo que está entre fogones. La carta de su barra es sencillamente brutal. Para empezar, una burrata con tomate raf, croquetas de esas que marcan la diferencia, chipirones tiernos con pan de algas, grandes pescados y por supuesto, su pluma ibérica Joselito.

C/ Jorge Juan, 33.

Restaurante Albora Madrid 01

Nakeima

Hay restaurantes (no muchos) que pasan de ceñirse a cualquier regla, Nakeima es un claro ejemplo de esta filosofía. No admiten reservas, y los platos se apuntan en pizarra y van cambiando día a día. Eso sí, ese estilo gamberro no olvida los grandes clásicos, los productos y platos que funcionan como los dumplings, que ellos fusionan con pichón y salsa teriyaki de manzana y trufa, el pan chino con panceta y cebolla, salsa de hoisin o su pulpo con rape acompañado de espuma de leche de coco y patata.

C/ Meléndez Valdés, 54.

Nakeima Madrid 18

Barra M

Lo lleva en el nombre. Barra M es un must para comer de lujo en barra por un ticket medio de 25€. Platos cocinados de cara al comensal, que siempre genera mucha expectación. La base de su carta respira gastronomía peruana por todas partes y está dividida en entrantes, platos fríos, calientes y postres. Omar Malpartida y su equipo lo bordan con el ceviche Thai con corvina, las goyzas con chipotle, salsa criolla y menta, la tempura de shitakes con huevos rotos, jamón serrano y hoisin… y así con todo. Su pisco de albahaca es Dios.

C/ Libertad, 5.

barra m madrid 01

La Raquetista

El truco del éxito de La Raquetista es la sencillez. Una carta que se extiende lo justo y va cambiando según el producto de temporada, que al final es el que tiene que mandar. El chef Javier Aparicio ha sabido situar a este restaurante, que abrió en el 2015, entre las mejores barras de Madrid, gracias a su mezcla de tradición, producto y técnica impoluta. Dim sum de txangurro, rabo de toro al curry, ensaladilla rusa con bonito… o sus increíbles TORREZNOS (sí, con mayúsculas muy grandes).

C/ Doctor Castelo, 19.

barra la raquetista

Taberna Laredo

En la misma calle, unos cuantos números más adelante, tenemos Taberna Laredo, otra gran barra en una de las zonas más gastronómicas de Madrid (El Retiro). Aquí la barra es quien preside el local, y ojo, porque casi siempre está hasta arriba, da igual qué día y a qué hora vayas… Ibéricos de lujo, mariscos, arroces, pescados que van cambiando según mercado, y uno de sus musts de siempre, sus croquetas. Su carta de vinos tampoco de vinos tampoco se queda atrás.

C/ Doctor Castelo, 30.

barra-taberna-laredo

Bibo

Solo la decoración te deja impactado con las miles de luces (literalmente) que van dando pistas del nivelón que se trae entre manos Dani García. No es ninguna sorpresa que Bibo esté entre las mejores barras de Madrid para comer, cenar o lo que te apetezca. En la carta, bastante extensa, hay platos tradicionales como brioches de rabo de toro o con sardina ahumada, clásicos de la gastronomía andaluza como gazpachos o salmorejos, atún con tomate y huevos fritos, ibéricos, solomillos… vamos, que hay mucho y muy bueno donde elegir.

Paseo de la Castellana, 52.

las mejores barras madrid bibo

Umiko

La fusión gastronómica no conoce fronteras y la barra es uno de esos elementos que compartimos españoles y japoneses. La barra parece casi obligatoria para entender ese ritual gastronómico nipón: sencillez y pureza como la carta de UmikoPablo Álvaro y Juan Alcaide han conseguido crear platos como el cangrejo de río a la madrileña o nigiri de vieira flambeada con arroz japonés, nigiri de sarga a la bilbaína o de socarrat de paella.

C/ De los Madrazo, 18.

Umiko japones madrid 13

Askua Barra

Jorge y Nacho Gadea han elevado su steak tartar a niveles estratosféricos. Si vas a comer a la barra de Askua Barra, tienes que pedirlo sí o sí. La filosofía de este proyecto es la del respeto absoluto por el producto de calidad, en una carta de esas en las que es muy complicado decidirse, pero tranqui, que ellos te ayudarán. Croquetas, chipirones, tuétano asado, cocochas de merluza, chuleta de lomo y una carta de vinos bastante amplia.

C/ Arbalán, 7.

AskuaBarra Barra Madrid

Vía Gastroeconomy.com

Arallo Taberna

Enorme barra, que desde hace unos meses nos ha dado varias alegrías. Como ellos mismos dicen, en Arallo Taberna “no hay paredes tras las que esconderse, no hay trucos, lo que ves es lo que somos”. ¿Qué vemos) una interesantísima cocina “contaminada”, como ellos mismo la llaman, por las fusiones e influencias en cada una de sus elaboraciones. Ojo, no admiten reservas, y como no vayas a buena hora, te la encontrarás a reventar.

C/ Reina, 31.

barra-arallo-taberna

Taberna Pedraza

El matrimonio Santiago Pedraza y Carmen Carro se lo curran mucho, muchísimo y por eso Taberna Pedraza tiene que estar entre las mejores barras de Madrid. Las patatas bravas están riquísimas, las croquetas de jamón de bellota están crujientes y cremosas, la chistorra con pimientos es para quitarse el sombrero, y más de lo mismo con los boquerones, las ortiguillas o la pluma de bellota, que es un imprescindible en su carta, y por supuesto su platos estrella, la tortilla de patata de esas en las que mojas pan varias veces.

C/ Ibiza, 38.

Taberna Pedraza Santiago

Poncelet

Madrid necesitaba un lugar que revolucionara el más que clásico tapeo, y entonces Poncelet CheeseBar se reinventó, y se ha hecho un hueco con una propuesta específica para comer en barra, donde la tapa es la reina, y por supuesto, sus más de 200 referencias en quesos los reyes del mambo. No te pierdas el humus de quesos Majorero, o los callos a la madrileña con queso de cabra. Sus afinadores hacen maravillas, deja que te sorprendan.

C/ José Abascal, 61.

poncelet-barra

Torikey

Pensar en comida japonesa es pensar en sushi y sake, son los clásicos… y por qué no decirlo, los tópicos. Torikey es el primer restaurante japonés que no apuesta por estos platos, sino por el yakitori, esas maravillosas brochetas, con pollo de corral, al que añaden soja, sake o mirin, o con carne de waygu, o incluso con casquería, como lengua de vaca, mollejas con ponzu, riñones, hígado… ¿te animas?

Plaza del Descubridor Diego de Ordás, 2.

barra-torikey

El Ingrediente

Local pequeño pero con el encanto de ser una de las mejores barras de Madrid. Como os contábamos hace algunos días, a pesar del reducido tamaño de la cocina de El Ingrediente, sus platos son grandes, en todos los sentidos. Empezando por el sandwich de cochinita pibil con cebolla encurtida. Estupendo el punto de las carrilleras al curry rojo, con base de crema de apio nabo, o la cocción del arroz meloso de pato y por supuesto, no podemos dejar de nombra el sofisticadísimo guiso de lentejas al curry verde con coco, menta y codorniz. Saben lo que hacen y están dispuestos a demostrarlo.

C/ Alenza, 5.

Restaurante El Ingrediente Madrid 01

Kena

Uno de los placeres de ir a Kena, consiste en dejarse guiar por el maestro Luis Arévalo, experto en cocina nikkei. Y la cosa no es solo cuestión de técnica, que la tiene de sobra, sino de saber fusionar dos mundos como es la gastronomía peruana y la japonesa. Prueba el menú omakase, o lo que es lo mismo, deja que el chef improvise, que pocos lo hacen como Luis.

C/ Diego de León, 11.

barra kena

Taberna Recreo

Es de esos locales que pueden pasar desapercibidos si nadie te cuenta la calidad que esconde. Taberna Recreo es el resultado del tándem Pablo Montero (ex con Andoni Luis Aduriz), y Alejandro Díaz, quien trabajó con Dabiz Muñoz entre otros. ¿Por qué está entre las mejores barras de Madrid? Sencillo, su carta es pura creatividad, tapas llenas de ingenio con productos nacionales y precios muy ajustados. La brocheta de brócoli con kimchi y lima es mítica, y su arroz meloso con gambas supera cualquier expectativa.

C/ Espartinas, 5.

Taberna Recreo Madrid 01

Soy Kitchen

Definir la barra de Soy Kitchen es complicado. Y lo es porque es imposible no caer en la absoluta fascinación que Jongping Zhang (conocido como Julio) consigue en cada plato. Su carta es un espectáculo de color, de sabor, de texturas… el atún de toro con arroz, bacon y huevo de pato flambeado y es imposible olvidar los dim sum de gamba roja con crujiente de nori y el dim sum de carne y verdura con salsa de maíz y patata morada, por no hablar de los postres y del locurón que se marca con el lingote de chocolate blanco, pimienta negra y rosa, helado de avellana y miel.

C/ Zurbano, 59.

Soy Kitchen Restaurante Madrid 05

Muñagorri

Situada en pleno Barrio de Salamanca, Muñagorri es otra de las mejores barras de Madrid por méritos propios. En ella, Pedro Muñagorri nos hace viajar a su tierra, al norte, donde saben mucho de pinchos, tapas y del buen comer en general. Tanto pinchos fríos como calientes, o conservas gourmet como las huevas de merluza, pasando por ibéricos, piparras, foie-gras trufado, un carpaccio de vaca gallega con aceite de ajo. Las carnes son espectaculares.

C/ Padilla, 56.

barra-munagorri

Lua

Manuel Dominguez es el responsable de nuestro enganche con Lua. Un restaurante que ante todo defiende el producto de temporada y lo hace además, con el respaldo de la crítica gastronómica. Hace tiempo os contamos nuestra experiencia, con su menú de barra. Un flechazo que empezó con ceviche de pulpo, leche de coco y polvo de nachos e hilo de chile, siguió con un pulpo a la brasa increíble, dejando clara la influencia gallega del chef, y nos dejó locos con el taco de rabo de toro.

C/ Eduardo Dato, 5.

Restaurante Lua Sala

Kitchen 154

Sí, Kitchen 154 parece un puestecillo más de comida, un puesto al más puro estilo street food, que se difumina modestamente en un mercado… pero no, detrás hay mucho más, una barra muy top para darte un homenaje con sabor asiático (y picante), sin dejarte la pasta. El Mercado de Vallehermoso ha sabido fichar la propuesta canalla (échale un ojo a su Instagram) con productos del propio mercado. Cada día cambia la carta así que si tienes suerte, píllate unos dumplings de ternera con kimchi, o unas costillas al estilo coreano.

C/ Vallehermoso, 36.

barra-kitchen154

La Tasquería

No a todo el mundo le va la casquería. Lo entendemos, pero todo el mundo sabes que Javi Estevez y su gran equipo de La Tasquería la trabajan en otra liga, y sin duda su barra, aunque pequeña, es una de las mejores de Madrid. Para empezar, no te pierdas sus originalísimas croquetas de jamón, la vieira con lima o aguacate o para los más “atrevidos”, los riñones de conejo.

C/ Duque de Sesto, 48.

barra-tasqueria

Lo sabemos, si te gusta lo de comer en barra, ahora mismo estarás hasta con tics nerviosos. Tranquilidad, tu ve tachando de este listado de las mejores barras de Madrid, y ya sabes, si se nos ha pasado alguna (que seguro que sí) nos pegas un chivatazo, ¿ok?

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.