Después de tanto comer fuera de casa lo tengo claro, hay un ingrediente clave que marca la diferencia y hace que todo esté siempre mucho más rico, el cariño. Si, sonará moñas, pero no me digas que esos guisos de la abuela, o esa especialidad de tu madre, juegan en otra liga… hay un abismo entre algo cocinado con cariño, a cuando simplemente está cocinado, sin más. De esto sabe mucho la familia de la que te hablamos hoy, los Mulinacci, romanos de origen y con un proyecto de reciente apertura en Pozuelo, donde se marcan la que posiblemente sea la mejor lasaña de Madrid, La Lasagna Di Patrizia.

La Lasagna Di Patrizia Restaurante Pozuelo Madrid 01

La historia de cómo surge es curiosa, porque esta familia nada tenía que ver con la hostelería. Ellos cocinaban lasaña en su casa para amigos, y estos fueron quienes les animaron primero con la idea de lanzar un take away, y después con el apoyo de sus hijos, a abrir esta pequeña lasañería.

Ahora, en su laboratorio artesano de pasta elaboran diariamente las láminas que posteriormente usa Patrizia (la madre) en su minúscula cocina, de la que salen cuatro maravillas de mayúscula, en todos los sentidos, lasaña. Han apostado por una carta corta, con 4 entrantes, ojo a la generosa tabla de Antipasto italiano, 4 tipos diferentes de lasaña (3 fijas y una del mes), y 2 tipos de tiramisú. Te contamos lo que hemos probado, para que fiches.

Como te decía, primero una generosa tabla de Antipasto, con Mortadela Di Bologna, Coppa, Salame Finocchiona y queso Provolone (no aparece porque cuando quisimos sacarle la foto ya había “caído”). Puro espectáculo, en especial la Coppa.

La Lasagna Di Patrizia Restaurante Pozuelo Madrid 02

Y una Burrata con tomates secos y rúcula. Abundante, cremosísima, muy buena.

La Lasagna Di Patrizia Restaurante Pozuelo Madrid 03

Y después, dos de las joyas de la corona, 2 lasañas, la Lasaña classica, con tomate y carne. Flipa con la foto.

La Lasagna Di Patrizia Restaurante Pozuelo Madrid 04

Y la Lasaña Verdure, con calabacín, espinacas, setas, bechamel, parmigiano y mozzarella. No sabría decir cuál me gustó más, porque ambas están a gran nivel. Lo bueno es que para los vegetarianos hay una opción clarísima, y está espectacular.

La Lasagna Di Patrizia Restaurante Pozuelo Madrid 05

Y para acabar, el único postre que tienen en la carta de La Lasagna Di Patrizia, un Tiramisú casero, super casero, que está para perder la cabeza.

La Lasagna Di Patrizia Restaurante Pozuelo Madrid 06

Claro ejemplo de cómo la especialización funciona. Solo unas pocas referencias en carta, maravillosamente hechas, y ya está, a petarlo. Con un ticket de unos 20-25 euros por persona (las raciones de lasaña salen a 12 euros), tienes que visitar a esta simpática familia y probar su lasaña artesana, y su estratosférico tiramisú. Recomendación de la semana para La Lasagna Di Patricia, un proyecto de esos que tocan la fibra por el cariño que le ponen, y por lo rico que se come. Te va a encantar.

Aquí tienes la web de La Lasagna Di Patrizia, su Facebook e Instagram

C/ Atenas, 2. Pozuelo de Alarcón.

Fotos: Gregorio González.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.