Es muy probable que este sea, de todos los restaurantes de comida tailandesa que hemos probado, el que más veces hayamos repetido en los dos últimos años.

Y es que Gingerboy es un take away de “alta cocina thai fusión” en Madrid que conjuga a la perfección, bajo nuestro punto de vista, muchos de los factores necesarios para repetir una y otra vez.

Ginger Boy fachada

Para empezar, debes saber que aquí ofrecen auténtica cocina tailandesa. Ron Zohar, la creadora de este proyecto, ha vivido durante mucho tiempo en Tailandia, y hace unos años vino con la idea de lanzar un take away de calidad, y vaya si lo ha conseguido. Incluso según nos cuenta, de vez en cuando vuelve por allí para traer ideas nuevas para su carta, además de para comprobar que el proceso de elaboración de sus platos es el auténtico tailandés.

Ginger Boy Cocina

Ginger Boy cocinando

Todo lo que te vas a encontrar en Gingerboy es casero, hecho con ingredientes frescos y de gran calidad. Todo lo que te vas a encontrar en la carta lo elaboran en su cocina, y le ponen mucha pasión y cariño, y eso se nota en cada bocado.

Ginger Boy vista cocina

Te lo llevan a casa, y el tiempo de entrega siempre, y ya te digo que hemos llamado unas cuantas veces, ha sido el que prometen. Además, cuando abres la bolsa en tu casa y observas su packaging ecofriendly (perfecto para aguantar el calor durante el transporte), te das cuenta de que en Gingerboy cuidan cada detalle al máximo.

Ginger Boy cocinero

Queríamos charlar con ellos y meternos en su cocina, aprovechando la celebración de su 5ª Aniversario y su nueva carta con todos sus platos clásicos, así que decidimos ir a visitarles y comer en la pequeña barra que tienen en su local, en la Plaza de Olavide. Esto fue lo que pedimos.

Sopa tomate y coco. Con hoja de lima kaffir, lemon grass, leche de coco y coco rallado. Con un toque picante y una mezcla de sabores muy agradable, y un sabor a coco que nos encantó.

Ginger Boy Sopa tomate y coco

Chicken satay. Brochetas de pollo con salsa de cacahuete, otro clásico de su carta, y con razón.

Ginger Boy Chicken Satay

Croquetas Thai, de setas con mayonesa de chili… Realmente espectaculares.

Ginger Boy Croquetas Thai setas

Y después (y aunque no lo hacen normalmente para los pedidos a domicilio) media ración Pad Thai, “el gran clásico” de carta… tallarín de arroz con langostinos, tamarindo, cilantro y lima. Siempre que probamos este plato, nos transporta directamente al viaje que hicimos hace 3 años a Tailandia, una pasada cómo está de conseguido el sabor.

Ginger Boy Pad Thai

Y otra media ración de Pato crujiente, con mermelada de ciruelas pasas, y ciruelas asadas.

Ginger Boy pato crujiente

Y para terminar, uno de sus postres de gran fama, un super clásico de Gingerboy, su Panacotta de maracuyá, con frambuesas. Este postre te hace tocar el cielo… podría comerme 15 y querría más, seguro.

Ginger boy panacotta

Experiencia totalmente recomendable. Comida a domicilio de gran calidad, o como ellos mismos rezan: “Great Food for Great Minds”.

Si aún no lo conoces, tienes que probar la comida thai de Gingerboy, lo más seguro es que te enganche y repitas una y otra vez, como nos ha pasado a nosotros… y es que no vas a encontrar en la capital una cocina tailandesa a domicilio con esta calidad, ya te lo decimos nosotros.

Ginger Boy pizarra exterior

Ojo, abren todos los días menos los lunes, y el ticket medio suele rondar los 15 euros por persona, aunque si pides mucha comida podría llegar a subir algo más, lo digo porque a nosotros nos ha pasado 😉

Ginger Boy Vitrina

Aquí puedes echar un ojo a su zona de reparto y condiciones, y aquí tienes su web, su teléfono y su Fanpage de Facebook:

http://gingerboy.es/

C/Murillo, 1 (Plaza Olavide)

915 943 194

Fotos: Leticia Díaz

3 Respuestas

  1. cristina

    Me da la sensacion de que pasais mucho tiempo por chamberi, yo vivo al lado y agradezco un monton las entradas por ponzano y estas zonas. He pasado muchas veces por la puerta de este sitio sacando al perro y nunca me ha llamado la atencion pero ahora ya me ha picado la curiosidad. Pasaos por el rey de tallarines en cardenal cisneros, es un chino al que van chinos, imaginaos que bueno! A lo mejor no es original como para el blog pero los tallarines son increibles! Un beso!

    Responder
    • conelmorrofino

      Gracias por la recomendación Cristina, la apuntamos bien apuntada.
      Tienes que probar Gingerboy, si te gusta la cocina thai, te va a encantar.
      Un abrazo!

      Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.