Si alguien lleva años en este negocio del arte de dar (bien) de comer en Madrid es Nino Redruello. La Gabinoteca, La Ancha, Tatel, o Las Tortillas de Gabino son algunos de sus hits, así que se podría decir que el éxito su último proyecto, el recién inaugurado Fisumler, tenía toda la pinta de ser una apuesta a caballo ganador.

Fismuler Restaurante Madrid 01

Y a esto vamos a sumarle varios factores que suman a favor de Fismuler.

Patxi Zumárraga, otro pedazo de chef y socio de Nino en el Grupo La Ancha; la ubicación (Calle Sagasta, 29) en el Barrio de Chamberí, a escasos metros de la Plaza de Alonso Martinez y haciendo esquina con la calle Covarrubias, desde el que entra una preciosa luz al mediodía; el diseño interior, con influencias nórdicas (Copenhague, Berlín o Helsinki) en un minimalismo muy bestia, con paredes desnudas, cables, yeso, hormigón, suelos de acero, mesas desnudas y muchas de ellas compartidas, Arquitectura Invisible y el estudio Alejandra Pombo se han salido con Fismuler; el servicio, joven y muy pro; el copeo con macerados propios made by Moisés Polanco; y en gran medida su propuesta gastronómica, procedente también del norte de Europa: propuesta informal con carta corta y cambiante casi a diario, platos sencillos pero con excelente producto, en la mayor parte de los casos, de proximidad.

Fismuler Restaurante Madrid 02

Fismuler Restaurante Madrid 04

Buenas premisas, ¿no? Pues además, si antes de empezar a comer, me ponen de fondo al señor Roy Ayers (esto para mi hace que el mood gane enteros), pues nos frotamos las manos, y comenzamos el viaje.

Fismuler Restaurante Madrid 03

Huevo, trufa, chantarela y aguaturma. Buen comienzo, que deja entrever la onda en la que navega Fismuler, buen producto, tratado con mimo y sencillez, y sin mucha más historia.

Fismuler Restaurante Madrid 05

Garbanzo salteado, ternera y cigalitas. Una ensalada de garbanzos con extra de sabor, un plato veraniego que probablemente cambien pronto, pero que seguro que transforman en un guiso también espectacular, porque con esos garbanzos seguro que sale otra maravilla.

Fismuler Restaurante Madrid 06

Ventresca de atún, fresas avinagradas y salicornia. Un gran atún, que con el punto dulce y ácido de las fresa en vinagre, y la potencia del mar de las salicornias, casa de maravilla.

Fismuler Restaurante Madrid 10

Steak tartare de vaca con especias cajún, con un punto picante bastante presente, pero correcto para mi gusto, aunque tal vez fue el plato que menos nos emocionó.

Fismuler Restaurante Madrid 09

El primer postre, fuera de carta (pero que suelen tener casi siempre, y menos mal) fue su Tarta de Queso, una recomendación del repostero, que viene a la mesa a comentarte la jugada. Es de esas que te hacen plantearte qué has estado comiendo con el mismo nombre hasta ese momento, saborazo a mezcla de quesos (fresco, curado y azul). Una barbaridad, tal cual.

Fismuler Restaurante Madrid 07

Y para acabar, un Ceviche de mango, melón cantaloup, helado de coco y leche, un postre redondo en forma y fondo. Refrescante, crujiente, con bien de cítricos, ¡y con un helado de coco que tardaré mucho en olvidar!

Fismuler Restaurante Madrid 08

En resumen, que tienes que ir, y pronto, a Fismuler. Esta casa de comidas donde puedes comer muy bien, pero de un modo muy informal, con un ticket que rondará entre los 35 y 40 euros por persona aproximadamente, se ha ganado con creces nuestra recomendación de la semana. Enhorabuena a Nino y Patxi por este proyectazo, sois unos máquinas.

Ah, y por las noches no hemos estado, pero encienden velas, tocan música en directo, y creo que la experiencia es brutal. Así que ya sabes, pásate una noche y nos cuentas.

Aquí te dejamos su web, Facebook, Twitter e Instagram:

http://www.fismuler.es/ 

Calle Sagasta, 29

918 277 581

Horario:

Lunes a sábados: 13.30 – 16.00 hrs.

Viernes y sábados: 20.30 – 00.30 hrs.

9 Respuestas

  1. Montse

    Esta tarta de Queso es altamente sorprendente, el sabor, la textura…quedará en mi recuerdo para siempre y será difícil de destronar, si no , imposible…
    me encantan tus indagaciones¡¡

    Responder
    • conelmorrofino

      A que sí… es una pasada, yo ahora mismo no recuerdo ninguna que me haya impactado tanto como esta.
      Gracias por seguirnos Montse!

      Responder
  2. Nacho

    Enhorabuena por el blog y por esta entrada, como parte del proyecto veo los conceptos perfectamente explicados.
    Muchas gracias por la crítica y por el piropo.
    Por cierto, junto con Arquitectura invisible colaboró en el proyecto el estudio de diseño Alejandra Pombo que también se merece este halago.

    Responder
    • conelmorrofino

      Gracias por la anotación Nacho, ya está añadido.
      Un abrazo y lo dicho, enhorabuena por el trabajo.

      Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.