Cuenta la leyenda que todo aquel que quisiera convertirse en samurai tenía que resistir el ardor y el picor del picante. El objetivo era controlar la mente, las sensaciones, aguantar estoicamente, demostrar de qué estabas hecho… y ahora estarás pensando, “un momento, pero si yo como siempre con picante… ¿acaso soy un super guerrero?” No. No lo eres. Lo sentimos, pero sí formas parte de los millones de personas que disfruta con las chispas del picante. Atención porque aquí te damos algunos datos y curiosidades del rollo spicy, y te contamos dónde puedes comer picante en Madrid.

Entrenarse: la clave para el picante

Lo primero que hay que aclarar es que el picante no es un sabor. Es una sensación que se transmite a través de estímulos térmicos y que, ¡oh ironía!, están relacionados con los receptores del dolor. De ahí que sudemos, se hinche la lengua, se adormezcan los labios o incluso lloremos. Entonces, ¿cómo es posible que el ser humano lo incorpore a su dieta? Sencillo: cuanto más picante se toma, más se acostumbran esos receptores y por lo tanto, se insensibilizan volviéndose más tolerantes. Por cierto, si pica mucho o muchísimo, no bebas agua. Toma leche, queso requesón o aceite para calmarlo.

comer picante en madrid 01

¿Qué lleva el picante?

La clave de ese picor es la capsaicina, este nombre raro y largo contiene la fórmula mágica del picante de la familia de los pimientos, el chile, las guindillas y los ajís. En realidad, es una sustancia que muchas plantas y vegetales segregan para defenderse del entorno. El picante también existe en la pimienta debido a la piperina, en la mostaza o el wasabi por el isotiocianato, en el ajo por la alicina o en el jengibre por el gingerol.

¿Cómo medir el nivel de picante?

Eso mismo se preguntó Wilbur Scoville, un químico que trabajaba para la farmacéutica Parke Davis allá en los años veinte. Se preguntó por qué los pimientos picaban y más importante aún, cómo se podía detener su picor. Elaboró la llamada Escala Scoville en 1922 -aún hoy vigente aunque con alguna que otra crítica- que determina la intensidad del picante en una escala de 0 a 16 millones SHU, siendo esta última cifra el mayor nivel de picante. El experimento consiste en mezclar agua azucarada con el picante hasta “adormecer” o directamente “matar” el picor. Cuanta más agua azucarada se necesite, más picante será.

comer picante en madrid 04

¿Cuáles son los pimientos más picantes?

Hasta no hace mucho se creía que el pimiento más picante del mundo era el Escorpión Moruga superando los 1.400.000 unidades en la Escala Scoville (SHU, siglas en inglés). Sin embargo, hace poco ha sido destronado por el Carolina Reaper con 2.220.000 unidades. Piensa que el siguiente nivel de picante es el utilizado en los spray de pimienta. Cifras que superan con creces al pimiento Naga Jolokia (870.000), el chile jamaicano (100.000- 200.000), el habanero (300.000), los jalapeños (2.500-5.000), el tabasco (30.000- 50.000) o nuestro clásico pimiento de Padrón, que el pobre solo llega a 2500 y 5000 SHU.

carolina reaper via bakerspeppers.com

via bakerspeppers.com

¿Dónde comer picante en Madrid?

Después de entrar en materia, vamos a ver dónde podemos comer picante en Madrid.

El plato más picante de España está en el restaurante Oam Thong de Madrid (C/Corazón de María, 7) y su creador, el chef Pohai Chiu lo llama “el entrecot del infierno” porque quema y encima ¡¡no puedes salir de ahí porque sigue picando mucho tiempo después!! Es tan picante, que para cocinarlo hay que utilizar mascara antigás, y no, no es una exageración.

comer picante en madrid 03

Si te va el picante con un punto gamberro, pásate por el Mercado de Vallehermoso y visita a los colegas de Kitchen 154, uno de los puestos que más éxito tienen dentro del mercado, una propuesta con influencia asiática, al estilo más street food.

comer picante en madrid 02

Otro imprescindible es Tandoori Station (C/ José Ortega y Gasset, 89-91) que representa la gastronomía más auténtica de Asia -atentos a su decena de currys de su carta- gracias a su chef Nadeem Siraj, experto en comida paquistaní. Otro a destacar es Japanese Kirikata (C/Antonio Acuña, 19) con sus gambas o la ensalada de atún picantes, o un mexicano cien por cien auténtico en La Mordida (C/Belén, 13), su pollo chipotle es total. Por cierto, tienen ¡salsa escorpión!

comer picante en madrid 05

Sasha Boom, una carta en la que casi todos sus platos – una fusión genial de gastronomía tailandesa y peruana- contienen picante, eso sí, moderado como en su plato de mejillones con leche de tigre y salsa picante, o en el mocho de mango con tamarindo y chile.

sasha boom 04

Nos vamos a México, donde el picante su seña de identidad, y paramos en Taquería La Lupita y nos zampamos su ceviche de pulpo, atún, zumo de lima y chile. Si te sabe a poco, sigue con el taco de atún y mantequilla, un plato que incluye un chile brutal.

taqueria la lupita madrid 02

Otros compatriotas mexicanos, trabajan duro en Slow Mex con plato como el cerdo al chili verde o el queso picante.

SlowMex Madrid Local

Sudestada, es otro de los must de Ponzano, no podía faltar en esta lista. Su sopa ácida te permite añadir el nivel de ácido y de picante (chile rojo) que tu quieras.

sudestada madrid_05

La comida india no podía quedarse fuera. Te recomendamos el restaurante Mirchi Indian Cuisine -por precio y calidad es un must- y su plato de cordero Lam Jalfrezi con pimiento, cebolla y especias muy picantes. Si prefieres algo más suave, pídete su Cordero madras. Otra de nuestras sugerencias es el restaurante El Purnima con su Pollo al curry (en versión picante y muy picante).

¡Ah! por último, no te pierdas dos bebidas con picante. Una cerveza picante de Ámbar, una edición especial, hecha con jengibre, cardamomo y bergamota. Y un café con toques picantes de Toma Café. Suena raro pero se animaron a experimentar con dos productos aparentemente antagónicos y lo han clavado. Y esa es precisamente la magia del picante, que combina con miles de productos diferentes, y nunca se sabe cuánto te puede llegar a gustar.

ambar-picante

Sabemos que hay muchos más rincones para llorar de gusto con el picante, dispara… ¿cuáles son tus hotspots (nunca tan bien dicho) para comer picante en Madrid?

2 Respuestas

  1. Lucía

    He pasado esta mañana por Gaztambide 44 buscando El placer del picante, y no sé si habéis hecho el articulo con lo primero que ha salido en google o si os habéis equivocado con la dirección, pero allí no hay ninguna tienda de picante…

    Responder
    • conelmorrofino

      Hola Lucía, toda la razón, cometimos un error porque ya no existe. Miramos y parecía que sí, pero fue que no, ya lo hemos comprobado y corregido. Sentimos las molestias!! Un abrazo y muchas gracias por seguirnos, intentaremos no volver a equivocarnos.

      Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.