Tengo que reconocerlo, me gusta eso de planificar y tener las cosas bajo control, no lo puedo evitar.  Soy muy de agendas, muy de móvil, bueno y muy de comer, pero esto ya lo sabes.

Por eso tiro mucho de El Tenedor a la hora de planear mis visitas gastronómicas, es rápido, sencillo, y están casi todos los restaurantes de Madrid. En este caso realicé una reserva a través de su app con más de tres semanas de antelación (¿ves?, chico previsor), para ir a comer a Bacira con mi equipo de colaboradores, este sábado pasado día 5 de Diciembre.

Había ganas y llevaba días pensando en ello, aunque para que no te despistes puedes ver los detalles de tu reserva en la propia app, y también en un sms y en un email que te envían automáticamente al realizar la reserva. Muy serio el tema, me gusta.

El Tenedor Reserva App

Y por fin nos plantamos allí, casi todos los que participamos en esta web, para pedir su menú degustación y probar esa famosa cocina fusión de los amigos de Bacira.

Restaurante-Bacira-09

Os contamos en qué consistió este menú degustación.

Ensaladilla de ají amarillo, tobiko y carpaccio de gambas, con un ligero punto picante que le daba un toque a la ya original propuesta (para tratarse de una ensaladilla) de las huevas y las gambas.

Restaurante-Bacira-02

Esturión ahumado con huevas de mujol, crema de lemon grass y cebolleta, de nuevo la mezcla de sabores nos pareció acertada, eso sí, mención especial para la crema de lemon grass, una pasada.

Restaurante-Bacira-03

Tartar de salmón con aguacate, tal vez el que menos nos llegó a sorprender, tal vez porque siempre que nos sirven un tartar de salmón ponemos el listón muy alto.

Restaurante-Bacira-04

Tempura de calçots con mahonesa de ajo asado, a pesar de que no soy muy fan de los calçots, me gustó bastante el rollo de comerlos en tempura, con el punto del ajo en la mahonesa que lo abrazaba.

Restaurante-Bacira-05

Anguila kabayaki con iberico y ciruelas al umeshu, tres sabores que juntos conforman un plato muy curioso, pues se juntan en él el sabor a mar, junto con la potencia también del ibérico, y con el dulzor de la ciruela.

Restaurante-Bacira-06

Albóndigas guisada de rabo de toro con pure especiado de patata, este fue muy posiblemente el plato que más nos sorprendió a todos, espectacular presentación (tendrás que ir a pedirla si quieres descubrir el interior…) y un gran sabor ahumado para esta albóndiga con corazón de rabo de toro.

Restaurante-Bacira-07

Helado de lichis, crema de jengibre y granizado de pomelo rosa, gran postre, de los mejores que recuerdo últimamente, varios matices, texturas y sabores, pero todos ellos muy compensados.

Restaurante-Bacira-08

En resumen, experiencia redonda, desde la reserva a través de la app de El Tenedor hasta este gran postre en Bacira. Un local acogedor y un menú degustación que nos deja algunas perlas difíciles de olvidar, como ese esturión ahumado, esa gran albóndiga, o el helado de lichis con crema de jengibre.

Aquí tienes su web, Facebook, Twitter e Instagram.

http://www.bacira.es/

Calle del Castillo, 16

918 664 030

Si te ha gustado esta recomendación, ayúdanos compartiéndola con esos amigos #conelmorrofino, seguro que te lo agradecen… ¡mil gracias!

Fotos: Gregorio González.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.